jueves, 30 de junio de 2011

Poema XVII



    Hay algo muy sutil y muy hondo
    En volverse a mirar el camino andado.
    El camino en donde, sin dejar huella,
    Se dejó la vida entera.


    Dulce María Loynaz

    Pintura: Theresa Quirk

6 comentarios:

cecibustos dijo...

Beatriz:
Es cierto, volvemos la vista atrás para reconocernos en la memoria y tomar conciencia de que hemos existido. Y si esto pudiera quedar escrito, quedaría constancia de nuestra existencia más allá de la vida. No en vano dijo aquello Vicente Aleixandre: “Morir es olvidar unas palabras dichas…”
Me parecen excelentes tus entradas, las pinturas y los textos. Todo muy hermoso. Te felicito y aplaudo.
Saludos,
Cecilio

Cris dijo...

Te sigo aunque generalmente no deje huella escrita en tu espacio.
Maestría armonizando luz y palabras.
Un saludo
Cristina

SUREANDO dijo...

Cecilio: qué belleza la cita de Aleixandre, y muchas gracias por tus palabras. La clave es hacerlo con amor y dedicación.
Este blog es mi refugio.


Gracias Cristina.

Ana dijo...

El día que hacemos eso, mirar atrás, no es el último de nuestra vida. Hasta el final, hasta la meta, siempre podremos elegir.

¿Y un fragmento del de Machado?:

"Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar."

SUREANDO dijo...

Perfecto Machado si de caminos hablamos, un clásico Ana. Gracias.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Related Posts with Thumbnails