miércoles, 19 de octubre de 2011

Almacén La Fortuna


El almacén anuncia
la gloriosa fragancia de sus mercaderías:
la cerveza espumante de otros mundos,
el limpiador de almas y camisas,
las estampillas de la vía láctea.
Y entre tantos paquetes y muchachas,
vasos de luz, cordeles y encomiendas,
el brillo singular de una baraja.
Entonces
los vecinos se dan cita
entre el sauce llorón
y el viento de la tarde
a rematar en brisca bulliciosa
la poca vida que les queda por delante.

Marino Muñoz Lagos
Foto: Viejo almacén en San Antonio de Areco, Argentina
Andrew Gibson all rights reserved

17 comentarios:

Ana dijo...

Un mundo de olores y colores.
Como siempre, vuelve a ser hermosa y acertada la elección de tus pares.
Ya veo que te preparas para la vuelta ¿Quedarán almacenes?
Siempre que pienso en los ultramarinos, pienso en el pimentón. Ese enorme recipiente lleno de polvo rojo, donde introducía la pala e inundaba de aroma el establecimiento, o en el aceite a granel, llenando botellas expresamente dedicadas a él, en las que podía adivinar el refinamiento de las personas...

Francisco Mendez dijo...

Beatriz:los almacenes eran mágicos, encontrabas de todo al peso o granel, hasta sobres, estampillas, caramelos, las ultimas novedades, te llamaban por tu nombre, muchas veces se anotaba a la cuenta. era todo personalizado ya conocían tus gustos. además se encontraba mucha gente e intercambiaban noticias. Que recuerdos

SUREANDO dijo...

Quedan algunos almacenes en mi provincia Ana, aún....
Si tuviera el suficiente dinero amigos, me compraría un local en una esquina,(todo almacén que se precie de tal, debiera estar ubicado en una esquina), iría a los anticuarios de Buenos Aires y compraría, mesones, estantes, alacenas, balanzas, cajas registradoras, recipientes de vidrios para especies,para dulces, toneles,botellas antiguas, de todo lo antiguo y valioso e instalaría mi propio almacén por el puro gusto de la nostalgia que siento de ellos.
Para que sea rentable, vendería helados artesanales y un rico café aromático, molido en el molinillo de mi madre con un rico agregado de café de higos...
Ay....me volé con el comentario.

SUREANDO dijo...

Ana, a mí me mandaban a comprar aceite así y el pimentón todavía lo compro introduciendo la palita, claro que en el super.

Francisco, usaría el papel antiguo para envolver y tendría sobres y estampillas y revistas antiguas para que lean mis cliente-amigos.

ana maría parente dijo...

Esta poesía y bello cuadro me recuerdan el almacén de ramos generales de la localidad vecina a mi casa de campo.
El almacén de TABORDA ,era una institución.
A una tìa le llamaba la atenciòn la limpieza y prolijidad del establecimiento.
Tenía de todo ,incluso los" borrachos o mamados"y era graciosísimo pués uno compraba en ese SUPERMERCADO -pero no de baratijas como los de las cadenas internacionales sino de cosas buenìsimas como en los mercados persas-mercadería que no compraba en la ciudad.
Pero los"mamados" en cualquier momento empezaban con la de"ud es mi amigo o no es mi amigo" y eso era signo de que comenzaba la "acuchillada" así que a SALIR LO MAS RAPIDO POSIBLE .
A don TABORDA le decían el JUDIO NEGRO ,nunca se supo ese mote RACISTA de donde salió.Unos decían que era hijo de un judio en serio y como era morocho el mote era la verdad.
Otros decían que era porque cuando la acuchillada se avecinaba él automàticamente se sacaba el lápiz de la oreja y comenzaba a poner precio a las mercaderías que habìa recolectado el cliente.
Pero pobre TABORDA era considerado muy"comerciante" pero en esos momentos "era sostén de los pobres" con las interminables mercaderías sacadas en las famosas libretas de almacén y que la gente más necesitaba pagaba algunos meses hasta en cuotas.
Recuerdos de aquel tiempo que no volverá.
A veces cierro los ojos y sus rasgos se me presentan como si lo hubiese visto ayer detrás del mostrador impecable de su negocio.

SUREANDO dijo...

Como mi ciudad era "puerto libre", los almacenes "ultramarinos" tenían productos de todo el mundo, bacalao noruego, chocolates suizos "Suchard"
(aún conservo sus envoltorios", galletas danesas, jabón inglés "sunlight" y jabon de tocador español: el "Heno de Pravia", unos perfumes orientales que tenían una maderita de sándalo adentro de la botellita....
Galletas inglesas en unas cajas de lata grandes, cuadradas...
Turrones de Alicante, mazapanes, licores de Escocia...

ana maría parente dijo...

Ana era nuestro"orgullo ultramarino"todo en bolsa todo al natural:la harina ,las galletitas en tarro ,el pimentòn ,la sémola ,el azúcar etc etc etc.
Los lecheros era otra cosa pués en mi casa tenìamos una canilla para regar las plantas y el lechero"muy de mañanita" hacìa ruidos molestos poniendo agua a la leche.Un día mi madre salió enojada y él se justificò que lo hacía con los que no le pagaban a fin de mes.
Ana ,a tí que eres pintora te va a gustar ,fíjate que en mi retina han quedado los colores de frutas y verduras en prolijos cajones de PEDRO y don MARZO o sea nuestros dos verduleros ambulantes .
Yo subía presurosa las escaleras cuando sentìa que voceaban su mercadería y miraba a los carritos desde la ventana de mi dormitorio.

ana maría parente dijo...

Que divina es tu ciudad BEATRIZ ,la chica que tiene el SUREANDO RECUERDOS que sin querer confundí al apretar TIENE UNA FOTO DEL MONUMENTO AL PASTOR es soberbio.!!!!!!
Luego fuí a mi diccionario que tiene fotos de lo que es PUNTA ARENAS realmente es una ciudad magnìfica.
EL año que viene- SI DIOS QUIERE Y LA CRISIS LO PERMITE - pienso ir al CALAFATE y a USUAHIA pero ahora incorporo a PUNTA ARENAS y allá vamos.....

Clarissa Rodriguez dijo...

Ay Beatriz, me encantó aquello del café y los helados artesanales...

Qué hermosos recuerdos los del Almacén "La Fortuna"!

SUREANDO dijo...

Ana María: va a ser un viaje inolvidable el que tienes programado. Yo estuve en Calafate el 2006 y en el glaciar...¡MARAVILLOSO!
Pero Ushuaia y mi ciudad van a quedar siempre en tu retina, si vas en enero te tocará ventoso, pero febrero es bien agradable. El centro tiene construcciones palaciegas de los pioneros, hasta el cementerio es bonito y turístico.
Yo me voy por una semanita el 26 a cerrar un círculo y a encontrarme con la amistad de la infancia.
No desistas de ese viaje, te vas a acordar de mí.

SUREANDO dijo...

Clarissa ¿quedan almacenes así por tu sur?

Mariluz Arregui dijo...

Me encantan a mí también,...y ya no quedan apenas aquí.
Cuánto disfruto leyendo los comentarios que se generan aquí, Beatriz, es un auténtico placer...

Saludos para tí ,
pero también para Ana, Francisco, Ana María y Clarissa

SUREANDO dijo...

Ana María: ese relato de Taborda es muy borgeano, si parece que lo estoy viendo, hasta la acuchilladas.



Qué bueno que lo disfrutes Mariluz, el placer es mío también.

ana maría parente dijo...

A mi me ha pasado algo notable con este BLOG ,me parece que BEATRIZ tendrìa condiciones para psicoanalista porque esto evidentemente saca"lo que uno guarda adentro con auténtica ternura".
Pero a diferencia de los psicoanalistas que sacan traumas y cosas feas BEATRIZ nos saca todas las visiones internas positivas que viven ocultas .
Retribuyo los saludos a MARILUZ ,dobles saludos porque es tocaya de mi hija ,ANA lo es mìa y de mi otra hija .ASI QUE ESTE ES EL LIVING DE MI CASA.
Cualquier día lo sentamos a FRANCISCO definitivamente andaluz ,el sabe porqué se lo digo.....

SUREANDO dijo...

¡Qué ocurrencia, Ana María!

Clarissa Rodriguez dijo...

Lamentablemente acá ya no quedan almacenes así, como "La Fortuna".
(Ya no podemos comprar "toda la plata" en azúcar... por ejemplo. Hoy además, se compra con dinero plástico... en fin)

Mariluz, qué amable! Un saludo para ti también.

Beatriz, esto de los almacenes, los saludos, caramelos, cafés, literatura y pintura ¿no te recuerda aquello de "Ágora"?

Clarice Baricco dijo...

Disfrutando de tanto poema.
Pero me detengo aquí y supongo que adivinas. Sí, por la bici. Hermosa foto.
Abrazos preciosa.

Related Posts with Thumbnails