sábado, 19 de noviembre de 2011

¿Quién eres?


¿Quién eres?

le pregunto a un mirlo

que alborota sus alas

junto a mi ventana

Pero él únicamente me mira

y emprende el vuelo con su secreto.


Cecilia Casanova

Pintura: Fran Slade

6 comentarios:

Ana dijo...

Un poema que guarda un misterioso simbolismo, como el propio cuadro; un código oculto, un mensaje encriptado...
Tal vez en la vida haya cosas que no podemos explicar.
A mi balcón venía cada tarde un pájaro, un vencejo. Se salía de su grupo de seis, refrenaba el vuelo y se quedaba frente a mi, sostenido en el aire, hasta llegar a asustarme. Demasiado cerca para ser algo normal.
Cada tarde se repetía lo mismo, hasta que llegué a acostumbrarme. Entonces era yo quien salía a su encuentro, sin miedo ya, pero con la misma pregunta que se hizo Cecilia. Obtuve la misma respuesta.

Tú me regalaste el libro de Cecilia que contenía este poema. Disfrutaba de su lectura cuando, de repente, volvió entre sus líneas, el pájaro, a mi vida.
Ya sé el motivo.
Un abrazo grande, amiga.

SUREANDO dijo...

Ay Ana, eres como Cecilia, escribes un poema en cada comentario.
Estoy feliz de ser tu amiga.
¿viste que la poesía vuela como tu vencejo, como el mirlo de la pintura?

Algún día y si tú me lo permites cuando "vuelva" a Galicia, pasaré por Cádiz sólo para darte un abrazo, amiga.

Ana dijo...

Vuela.
Y ven!!!

ave de estinfalo dijo...

Que bonito

Saludos, que estés bien

;)

byE

ana maria parente dijo...

Es que el vencejo percibe la emanación de tu alma ANA y sabe que eres muy buena en el vuelo cromático.
A los pájaros los colores los fascinan.
Ya lo creo BEATRIZ que sería hermoso poder emprender el vuelo a CADIZ ,debe ser un lugar hermoso no?

SUREANDO dijo...

Gracias Ave, saludos para ti también.

Qué bien lo describes Ana María, debe ser maravilloso Cádiz, una de las razones por las que Ana es pura luz y color.

Related Posts with Thumbnails