lunes, 23 de enero de 2012

Ser feliz


¡Qué insípido hubiera sido ser feliz!

Marguerite Yourcenar
Pintura:
Casorati

8 comentarios:

Francisco Mendez dijo...

Hago este blog con mayor esfuerzo, por que me gusta, lo que no me explico es porque mis amigos no me comentan, para hacer un mejor blog. Afectuosamente

ana maría parente dijo...

Francis ,ahora iré a tu blog seguido ,hasta con el de BEATRIZ he tenido en mi compu problemas de conexión.
Mi muchacha con sus proyectos cinematográficos me liquida las conexiones de mis compu.
BEATRIZ PERDONA mis diálogos con el amisgo,PERO AUNQUE SEA LA INSIPIDEZ MAS GRANDE.PREFIERO SER FELIZ AUNQUE POR LO EXTERIOR TENGA PROBLEMAS.

Lonicera dijo...

Una dicotomía y un gran consuelo - cuanto menos feliz, más creatividad siento. Es como si te conociera Beatriz.
Caroline

SUREANDO dijo...

Estuve en tu blog leyendo de ese poeta que nos enseñaste. Confieso que no comento por andar siempre tan rápido. Perdón Francisco. No te enojes por eso. Yo tampoco recibo taaaantos comentarios, pero se que tengo muuuuuchos lectores al igual que tú. He notado que éstos se van renovando con excepción de los fieles de siempre.

Llevas razón como siempre Ana María, a pesar de lo insípido que puede llegar a ser, es mejor ser feliz.

SUREANDO dijo...

Muchas gracias Lonicera, parece que es así, que la creatividad se da mejor en la tormenta.

Ana dijo...

Producen los sinsabores cierto vértigo vital, además "Hay sal en las lágrimas"
Otra de las cosas de las que me arrepiento, nunca he leído a Marguerite Yourcenar.
Me mandaron leer Memorias de Adriano antes de estar preparada para este tipo de lectura, tal vez por la obligación y sumado al tamaño, no sé bien, pero odiaba mirar ese libro, ahí, esperándome para el comentario de texto y el tiempo en contra, acechando.
Los recuerdos que me traes...

-"Has estado alguna vez en Toledo en tu vida?"
-"No, aún no...lo vi " (Compré dos medallitas para mis abuelas, es lo que más recuerdo) jajaja ¡Y qué ganas ahora!
Cuando vayamos, llevaré el libro de Yourcenar en la mano para que nos podamos reconocer jajaja
(Pido disculpas a tus amigos porque parece que hablo al oído, estando en público)

SUREANDO dijo...

Una de las tantas razones por las que quiero conocer Toledo, además del patrimonio histórico que representa es porque me atrae todo lo sefaradí (incluyendo la música, tú ya sabes Ana), pero es también por una espina que tengo en el alma clavada.
Mi padre, español, volvió después de 30 años a España y pasó por Toledo y nos compró a mi hermana y a mí, sendas pulseras toledanas. Bueno, entró un ladrón a mi casa y se las llevó y yo las añoro y las quiero de vuelta.
Mi viaje tendrá ese objetivo, ¿harán el mismo modelo de pulsera de los años 60 los orfebres toledanos?
Yo tampoco he leído ese libro Ana.

Ana dijo...

Cuando tu padre compró las pulseras sucedió algo, quedaste ligada en ese mismo instante a seguir los pasos de él.
Estarán aguardándote otras que también trazarán un destino.
Estoy segura.

Related Posts with Thumbnails