miércoles, 22 de febrero de 2012

Expedición de descubrimiento


Si no tuvieras
tantísima prisa
(a tu muerte llegarás en todo caso a tiempo)
podrías darte cuenta de muchas más cosas.
Podrías por ejemplo descubrir
que la yema de tu dedo
tiene la misma forma abovedada
que un grano de uva
que su piel tiene el mismo dibujo
de pequeñas estrías acanaladas
que la piel de la uva
y que cuando aprietas la yema de un dedo sobre otra
la sensación de blanda dureza es la misma
que cuando la aprietas sobre la uva

Descubrirías
que los párpados de los ancianos
bien están toscamente arrugados como piel de higos
bien tenues y transparentes
como la película del ojo de un pájaro
Tendrías tiempo de ver
que en el esmalte brilla una sonrisa
que el cuchillo en realidad es un rayo capturado
y que la caballa ha sido asada a la parrilla por la sombra

Descubrirías que
a menudo una piedra dura protege
un secreto blando
y tendrías tiempo de escuchar la melodía
que suena dentro de cada pelo
Podrías leer el mensaje de la escarcha
en el cristal de tu ventana
y asombrado descubrirías
lo difícil que es llorar
bajo un sol deslumbrante
así como que se necesita coraje para atreverse a reír
en la oscuridad nocturna

Si fueras un hombre
descubrirías
que la mujer que llevas dentro ansía
permiso para echarse a llorar
y si fueras mujer
que el hombre que llevas dentro ansía
permiso para dar cuenta
de tu malgastada debilidad
Descubrirías
que casi todo lo que les reprochas a otros
es un reproche que has evitado hacerte

Si te dieras tiempo para contemplar
la alfombra del paisaje que has tejido con tu vida
podrías descubrir muchos senderos que te has saltado
a los que nunca podrás volver
Y quizá gracias a tu descubrimiento
dejarías de saltarte el día
para alcanzar rápidamente la noche
dejarías de saltarte el invierno
para llegar rápidamente al verano
y con este conocimiento
alargarías tu vida considerablemente.

María Wine
Pintura:Barbara Groff
en este blog

6 comentarios:

una foRma de amor, la libertad dijo...

Bellísimo, Beatriz, sobre todo la última estrofa. Una vez más, muchas gracias por compartir. :)

SUREANDO dijo...

Muchas gracias, estuve en tu blog y es precioso, me encantó ese poema de Milosz. :)

Ana dijo...

Yo no sé si enmarcarlo, que sea lo primero en leer cada mañana.

Gracias por este momento, amiga.

SUREANDO dijo...

Es para enmarcarlo Ana, en especial la última estrofa.
Cuantos senderos nos habremos saltado en el tejido de nuestra vida.
He llegado a la conclusión que los poetas del frío norte, tienen una forma de ver la vida muy especial y diferente.
Ahí tenemos a María Wine, Transtromer...

eva dijo...

Esta mañana me he encontrado con una amiga, le he preguntado por Isabel,oye, qué tal Isabel, hace ya que no la veo,no sé nada de ella.Me ha mirado una decima de segundo a los ojos... Isabel ha muerto!. Aún estoy con el impacto.
LLego a casa, abro, como todos los dias,este blog y me encuentro con este poema.He llorado por Isabel,pero me he prometido a mi misma vivir la vida que hace ya tiempo que la vida pasa por mi.Me he prometido andar por todos esos caminos que he dejado atras, sobre todo los de las emociones, de los sentimientos, caminos nuevos que me lleven a descubrir todos esos recursos internos que tenemos y que aún estan ahí, aletargados. Me he prometido tantas cosas.....
Como Ana, lo enmarcaré y será lo primero que lea cada mañana mientras saboreo mi primer y los rayos del sol calientan mi cuerpo.

Un abrazo para todos.

eva

SUREANDO dijo...

Qué tristeza lo de tu amiga, pero me alegro que el poema haya servido para detenernos en el camino y reflexionar.
Un abrazo Eva

Related Posts with Thumbnails