lunes, 13 de febrero de 2012

Sin equipaje


Te lo llevaste todo, Niño Perdido,
tras de ti. Los juegos
a inventarse palabras, el abrazo
azul del albornoz tan cálido, la ortografía
de regaliz en mi buzón, el tirachinas
descubierto en la colcha
de bodas de mis padres y aquellas
esperas insufribles
con un final -perdóname- de flores
asomando su tierno disimulo
de pétalos ocultos a la espalda.

Todo se fue
contigo a ese país
hacia el que tú vuelas ahora
y del que yo regreso.




Juan Cobos Wilkins
Pintura:Tatyana Chuvasheva

5 comentarios:

ana maría parente dijo...

Que inmensamente triste.Me estruja el corazoncito.

Ana dijo...

Voy entendiendo que el tiempo sólo lo podemos medir

¡Es precioso el poema!

Capitán Smith dijo...

El tiempo....sendero de ida y vuelta, el niño lleva en sus ojos la fantasía, el viejo los recuerdos....pensamientos.....saludos desde Sevilla.

SUREANDO dijo...

Así es, el tiempo, el implacable...
y ese niño perdido que regresa a veces.

ana maría parente dijo...

Mientras haya vida ,a pesar de los recuerdos ,puede haber algo de fantasía también.

Related Posts with Thumbnails