sábado, 28 de julio de 2012

Acaso hace falta algo más


La oigo subir por la escalera,
es ella, pienso,
estoy seguro,
sólo ella es capaz
de sacarle esa música
al cemento,
ya está aquí,
abro la puerta, la ayudo
con las bolsas:
pan, jamón,
cerveza, café, queso...,
comemos
y nos reímos un rato
del mundo.
¿Qué por qué?
Ni lo sé
ni me importa.
Es jueves,
tres de marzo,
un día gris, oscuro,
sin historia,
un día de perros, sí,
pero estamos enamorados.
¿Acaso hace falta más?


Karmelo Iribarren
Pintura:Carrie Graber

24 comentarios:

Ana dijo...

Nada más, poeta.
Si comenzamos a cuestionarnos qué más, vamos ensayando un final.

eva dijo...

No hace falta nada mas.

eva

Francisco Méndez dijo...

Con esas piernas que llegan al suelo, es perfecto, Ana Jiménez no necesito ningún comentario¿o si? si te he ofendido, te pido disculpas

Francisco Méndez dijo...

Por favor elimina la verificación de palabra Beatriz, yo no la tengo, y si llega spam lo borro, y lo he intentado tres veces

Francisco Méndez dijo...

por cierto ya la habías publicado Beatriz. Por cierto vale la pena repetirla por lo excelente

SUREANDO dijo...

No Francisco, yo no la he publicado antes.

SUREANDO dijo...

La verificación de palabra se me instala sola. A mí también me cuesta identificarlas en otros blogs. Ya la he borrado, vamos a ver cuanto dura.

eva dijo...

..................

Odel dijo...

Excelente poema e imagen,
Abrazos

Francisco Méndez dijo...

perdona me equivoque,a lo mejor lo leí en otra parte.

SUREANDO dijo...

No hace falta nada más, yo lo creo igual que Ana y Eva.

Gracias Odel.

Marcelo dijo...

las bolsas o la vida! pan, jamón,
cerveza, café, queso...y ella.
Me encantó. Ella no, la poesía, la pintura, la música, todo.

SUREANDO dijo...

¡Qué bueno, Marcelo!

SUREANDO dijo...

Marcelo: cuando leo la poesía de Karmelo, no sé, pero me acuerdo de tí. Será por lo citadina, por lo cotidiana, hay algo ahí que me gusta mucho.Ese ambiente íntimo, de cafés y bares, esa sensibilidad y en especial una fina ironía.

Marcelo dijo...

Beatriz! Las cosas que decís!!!!!
Un beso.

Marcelo dijo...

Fe de ratas: por qué habrá quedado "ella no" en mi primer comentario? Eso seguro no quise decir, y quedó extraño...

SUREANDO dijo...

Me había fijado en ese detalle. "no puede ser" me dije, con esos tacones, en ese par de piernas, que no le guste a Marcelo. jajaaja
Buena fe de "ratas", importante la aclaración para evitar suspicacias.

Ana dijo...

Pues ya me había "suspicaciado"Jajaja

Beatriz, me quedé pensando en algo...Karmelo se presentó de repente, de tu mano. Antes de él ya necesitaba sus poemas.
Trabaja en un bar y para mí, ingenuamente seguro, evidencia que la poesía aún tiene futuro.
Marcelo tiene suficientes poemas estupendos para ser editados y habrá quien espere disfrutarlos ¿Necesitará un bar?
Me quedó un tanto "disléxico"

SUREANDO dijo...

jajaja Ana, pero qué suspicaz eres!!!
Esta poesía me gusta ahora. Me he dado cuenta que he ido cambiando mis gustos poéticos.
Los poemas de niña que recitaba de memoria en la radio...
Los poemas de amor adolescente, almibarados, tristes, a veces trágicos...
Los de la edad madura son los mejores, los de fina selección...
y ahora sigo descubriendo poetas, me gusta que lo importante sea dicho con lo mínimo y el uso de la ironía, lo aplaudo.
Yo creo que nuestro amigo haría muy bien en autoeditarse, material tiene de sobra y lecotores también.
¿que decís Marcelo?

SUREANDO dijo...

"lectores"

Marcelo dijo...

Uno llega a las doce de la noche a su casa, solo y como medio vencido (qué más puede esperarse de un domingo frío a las doce de la noche? el universo se torna un poco hostil)
Uno se había tomado un cafecito por ahí a leer de nuevo "El embaucador" de Melville, que había quedado por la mitad no se sabe por qué. Y uno llega a su casa y se encuentra con esta conspiración de ustedes dos y le alegran el cuore, che.

Lo había pensado. Había elegido el material y había averiguado en la editorial. Esto fue hará cosa de un año y después, nada. Me puse a pensar para qué. Y ahí me quedé, boqueando en la orilla. Pero que se confabulen y me pregunten es una estufita en este domingo frío a las doce de la noche.
Besos!!!

PD: No sé que pensar con la seguridad de ambas en que había un error en el "ella no". Debo enojarme? debo reírme? debo quejarme por resultarles previsible en ese sentido? opté por reírme y efectivamente era un error! jajajajajajajajajajaja Con ustedes dos no se puede!!!

SUREANDO dijo...

¿Para qué, Marcelo? Ese ejercicio de para qué se escribe ya lo hemos hecho ¿verdad?
Ahora... ¿para qué publicar?, bueno, aventuremos unas respuestas:

-Para dejarle algo a tu "princesita", por eso que dicen de tener un hijo, plantar un árbol...

-Para que alguien por ahí, unos 50 años más, en una librería de usados, encuentre tu libro y se lo lleve a casa y hable de él a sus lectores en algo parecido a un blog de hoy, pero más moderno.

-Para que te hagas más famoso de lo que sos.

- Para sacarte esa espina y darte ese gusto.

-Para que Ana, yo y tus seguidor@s te podamos leer en papel y podamos decir: "tengo un amigo escritor"

-Para dejar testimonio de tu talento.

etc etc etc....

ana maría parente dijo...

Corrientes 348 ,Segundo piso ascensor.....seguramente se descompuso el ascensor del bulín.
Estas intimidades .....clandestinas .....que halo de fantacía tienen.

SUREANDO dijo...

Oh... Corrientes 348, le viene muy bien a esta entrada.

Related Posts with Thumbnails