sábado, 29 de septiembre de 2012

A veces sucede




  Me senté en la terraza.
el silencio era absoluto.
Veía encenderse y apagarse
las luces interiores
de las casas.
Un viento suave, húmedo,
me acariciaba el rostro...
es el mundo -me dije-,
y es un lugar maravilloso. 

Karmelo Iribarren
Pintura: Fabián Pérez

5 comentarios:

Clarissa Rodriguez dijo...

El mundo es un lugar maravilloso, para alguien que sabe estar en silencio y observar... para alguien que puede sentir el viento suave y húmedo en el rostro

Odel dijo...

Sentarse en silencio y dejarse acariciar por el viento es una pequeña delicia para disfrutar

Ana dijo...

Cuánto puede enriquecer el silencio nuestro mundo interior...

Marcelo dijo...

Tal vez si mirásemos la terraza oscura desde nuestro departamento, no nos parezca tan maravilloso nuestro mundo. Es cuestión de ubicación.

SUREANDO dijo...

D'accord, Marcelo.

Silencio, silencio...¿dónde estás?

Related Posts with Thumbnails