domingo, 30 de septiembre de 2012

Día domingo...

Día domingo de salida de misa.
Las niñas se pasean con la moda 
recién llegada de Santiago
acompañadas por la banda de Regimiento 
que toca cumbias.
Los dueños de casa compran 
las primeras sandías y los diarios 
con las noticias frescas de los últimos crímenes.
Camino por las últimas calles 
de este lugar de bomberos, 
rotarios, carabineros, jubilados, 
tinterillos y profesores primarios,
allí los puñales del sol entran por las costillas 
de los pobres cercos de madera.
Siento los estertores de las postreras carretas 
y locomotoras a vapor.
Busco la paz tendiéndome en la pradera
condecorada por los girasoles
contemplando el glorioso oleaje del trigo
y los viajes infinitos de las nubes 
que van a llorar por nosotros.

Teillier
Pintura:Thomas Steve

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡PRECIOSA!

Ana dijo...

Teiller, Teiller de mi corazón...
Esta visión refleja cuanto odio el ruído, el bullicio, la gente que pone empeños esforzados en lucir mejor...sin embargo, si la felicidad está en esas calles ¿Por qué elegir la paz y el silencio de esa pradera condecorada por girasoles, contemplar el trigo meciéndose y las nubes alejarse? ¿Por qué será que cerca de Teiller y sin rechistar, ocuparía una sombra iluminada en la que ocultarme de esa fiesta empecinada?

Buen domingo de primavera para tí, amiga.

SIL dijo...

¨condecorada por girasoles¨ me parece tan bella, tan bella línea !

Un beso.


SIL

Odel dijo...

Mi adorado Teillier, como me encanta, preciosa foto la que lo acompaña

SUREANDO dijo...

¿quién dice ¡preciosa! ?

Ana, Sil, Odel y yo, amamos a Teillier.

Related Posts with Thumbnails