lunes, 3 de septiembre de 2012

Las palabras


“Por las tardes,
mientras las hermanas practicaban
escalas en el piano
o aprendían a zurcir medias
en esos grandes huevos de madera
que ya casi nadie utiliza,
sentada en el suelo,
yo me distraía con mi pasatiempo favorito.
Con una tijera recortaba palabras
de los periódicos locales y extranjeros,
y las iba apilando en montoncitos.
La mayor parte de las veces
desconocía su significado,
pero eso no me preocupaba en lo más mínimo.
Solo me atraía su aspecto tipográfico,
la parte tupida o rala de las letras...
Las recortaba, únicamente,
para buscar en ellas esa resonancia, un poco difícil,
de las palabras menos usuales,
de las palabras que siempre me atrajeron más
y que viven como separadas de las otras.
Las letras enmarañadas,
los palotes tiesos de las eles y de las tes,
me proporcionaban más distracción
que un juego de paciencia.
Y fue así como, mientras oía los nombres
de Nelson, de Napoleón...
inconscientemente facilité,
con ese solitario tipográfico,
el error de creer en la palabra en sí,
en su belleza aparente,
que sólo alcanzaba su plenitud,
detrás, adentro de sí misma.”


Norah Lange
Pintura:Walter MacEwen

8 comentarios:

Clarissa Rodriguez dijo...

¡realmente una belleza!
Gracias Beatriz. Son muchas las evocaciones que me tre este texto y también la hermosa imagen que compartes.
No puede ser más oportuno, ademas, porque me estoy reuniendo con una de mis hermanas después de 10 años de ausencia. Ha sido maravilloso.

Un gran abrazo, Beatriz

ohma dijo...

Curiosa distración, yo a la forma de las letras no le doy valor por eso me llama la atención este poema, que es bello y original.
Saludos.

SUREANDO dijo...

Es el libro "Cuadernos de la infancia de Norah Lange escritos en 1937, Clarissa.
Todos los fragmentos que subo, yo los he vivido en mi niñez:
el abrazo de los árboles, el descubrimiento de las palabras, las muñecas, el orden, las manías...
Ha sido mágico leer este libro.
Un abrazo.

¡Bienvenida Ohma!

ana maría parente dijo...

Experiencias compartida amigas.
Nos han criado parecido ,esos padres que ya no se repiten no?

Ana dijo...

No puedo más que admirar a Norah y estar de acuerdo con vosotras.

SUREANDO dijo...

Hay dos entradas más abajo Ana. Un poema y una sobre el amor a los árboles.

SUREANDO dijo...

Yo me identifico totalmente con esa niña, Ana María.

Clarice Baricco dijo...



También me gustó éste. No conocía a la poeta. Qué forma más sencilla y hermosa de escribir la infancia, la vida.

Abrazos.

Related Posts with Thumbnails