viernes, 2 de noviembre de 2012

Días...




Días en que no logro escribir nada en absoluto
-esos días quedarán para siempre mudos-.
No podría entonces defender ni la poesía ni la prosa.
el más sublime y regular trabajo del corazón.

Zagajewski

6 comentarios:

Francisco Méndez dijo...

Esos días de papel en blanco, como un lienzo en blanco, duro desafío, hasta los grandes escritores les sucede, pero solo ellos son capaces de escribir un poema con la pagina en blanco .

Que hermosa pluma.

Ana dijo...

Si lo escribió en uno de esos días se contradijo. Los días improductivos de Zagajewski han de ser geniales igualmente.

SUREANDO dijo...

Sí, Francisco, qué hermosa pluma, me encantan, yo acostumbraba a escribir con ellas, hoy casi no se encuentra gente que las use. He visto sólo a los notarios firmar con pluma fuente.
Un abrazo y ánimo.

SUREANDO dijo...

jaja cierto Ana, que días vacíos ni nada, hasta cuando habla, A.Z. debe estar creando un poema.

Eva Ferrer dijo...

Déjame, pensamiento, déjame...

Déjame, pensamiento, déjame,
mañana seré tuyo,
volveré a ser tu presa.
Pero hoy,
mientras la luz araña en los árboles y pide
una oportunidad,
quiero que me recoja la inútil primavera.

A la casa del frío
regresaré mañana, cuando el tiempo
exponga sus razones
y el corazón pregunte
lo que falta por ver,
cuántos latidos
pueden quedarle para detenerse.
Luis García Montero

Un abrazo.


SUREANDO dijo...

¡Qué belleza, Eva!
Mucha gracias por ese poema de Luis García Montero.

¿cuántos latidos nos quedarán?

Related Posts with Thumbnails