lunes, 15 de julio de 2013

Amor 1.1 y Amor 1.2




 AMOR 1.1

Si un día
el ángel del amor
llamase a
mi puerta
bajaría las persianas
y me haría un ovillo
en el centro del salón
desnuda,
esperándolo
en lo más oscuro,
en lo más helado,
para que él
me encontrase
allí,
redonda,
entumecida
indefensa,
para que él
me incubase
en el nido
de su amor.


AMOR 1.2 (veinte años después)

Si un día
el ángel del amor
volviese a llamar a
mi puerta
lo invitaría a
pasar al salón,
le pondría unas aceitunas
y una cerveza
y cuando estuviese bien
cómodo (los pequeños
pies sobre el asiento)
y comenzase a parlotear
sobre lo bien que se
vive en la tierra
me arrojaría sobre
él (vuelo de plumas,
un par de rizos
rubios deshechos
sobre el sofá),
lo metería en el horno
hasta dorarlo
y luego me comería
hasta la úlima pluma
hasta el último
blanquísimo
diente.




Begoña Paz 
Pintura: Van Hove



5 comentarios:

eva dijo...

Para llegar a la segunda parte, hay que pasar por la primera, pues ¡ vale la pena! pero hemos conocido lo que es el amor.
Me siguen gustando sus poemas.

Buena semana.

eva

SUREANDO dijo...

Ojalá no existiera la segunda parte o fuera más calmada, con el afecto que va quedando con el paso de los años.

Me gustan muchísimo sus poemas: Begoña Paz.

ana maría parente dijo...

No creo deje tan mala experiencia.
Claro que todas las experiencias de los demás se parecen a als nuestras.

Ana dijo...

K.O... Knock Out

SUREANDO dijo...

¿Si?

Related Posts with Thumbnails