sábado, 13 de julio de 2013

En la noche




Cansada de vigilar la máscara, la mujer
se sienta al final del día frente al espejo.
Una a una va quitando las arrugas,
las líneas amargas que cercan la boca,
eleva los pàrpados, limpia con un paño,
húmedo las canas, levanta los pechos,
sacude del cuerpo los kilos de más.
Luego se acuesta en la cama, a llorar.
Se pregunta por qué no viene a acunarla
su madre. Es tan joven, está tan desnuda
y tiene tanto, tanto frío.

Begoña Paz
Pintura:Ansell

4 comentarios:

eva dijo...

Precioso.

eva

SUREANDO dijo...

...las líneas amargas que cercan la boca..."

es mi nuevo descubrimiento, desgraciadamente hay pocos poemas de ella en la red.

ana maría parente dijo...

Muy depresiva ,mejor es mirarse al espejo sin anteojos -
Santo remedio .Uno se ve hasta suspendida en el tiempo ,ya que todas las imperfecciones quedan diluidas en esa difusión de contornos que nuestro receptor- o sea nuestro ojo -solo atina a percibir.

SUREANDO dijo...

"cansada de cuidar la máscara..."

Related Posts with Thumbnails