miércoles, 17 de julio de 2013

Ventanas


La oigo, una vez más,
a través de la ventana abierta.
"¡Cabrón! ¡No vales para nada!".
Él no responde.
Lo imagino sentado en la cocina
la cabeza entre las manos,
resignado y pelirrojo,
veinte años soportando sus gritos.

Ella grita, él calla.

De alguna cruel, insoportable manera,
el equilibrio funciona.


Begoña Paz
Pintura: Pino

6 comentarios:

eva dijo...

..."De alguna cruel-insoportable manera-el equilibrio funciona"...

No es esta la explicación del porqué duraban tanto las relaciones de nuestros padres, abuelos? Cuando yo le pido a mi madre que me lo explique siempre me responde lo mismo:ahora esque no aguantais nada.

Beatriz,me encanta Begoña.

eva

Leonardo B. dijo...


[frágil o equilibrio do mundo,

tão ténue, tão intenso, tão infinito...]

intenso o momento!

Um abraço,

Lb

ana maría parente dijo...

Más de acuerdo la pintura no podría estar .Aparte que magnífica.
La verdad estos viejecitos de tanto pelearse y gritarse verdades en realidad han llegado a COMPLEMENTARSE.

SUREANDO dijo...

¡Bienvenido Leonardo!


Esa opinión es cierta Eva, ya la mujer no aguanta nada y menos los engaños.

Es como un juego, Ana Marìa, pero a la larga se entienden.

Ana dijo...

¡Menos mal que ya no aguantamos nada!
Es lo correcto.
No es cierto, pero debería ser cierto.

SUREANDO dijo...

No es cierto... qué pena.

Related Posts with Thumbnails