miércoles, 20 de noviembre de 2013

Decoración de interiores



¡Qué triste es esta casa!
¡Que cuelguen sin demora
poemas de amor
por las ventanas!

Concha López
Pintura: Jill Peterson

5 comentarios:

eva dijo...

Eso, eso,por las ventanas, las paredes, los espejos, los techos... por toda la casa!!!

cecibustos dijo...

Beatriz:
Tal vez no libere de la tristeza a la casa, pero pienso que esta dos estrofa, las últimas de un poema de Carilda Oliver, titulado “Elegía por Mercedes”, puede ayudar a encontrar una sonrisa sosegada: “Se llamaba Mercedes. Y era pura / como el blanco cansado de su pelo. / Andará con su dulzura, / saliéndose del cielo. // Aquí está su reloj, está su armario, / su vestido de lana para el frío; / aquí sobra un dedal, sobra un rosario. / El tercer cuarto está vacío.”
Saludos.
Aquí procede un beso.

SUREANDO dijo...

¡Qué lleguen los poemas para alegrar la casa!
Gracias Eva

SUREANDO dijo...

Ooooooh.... ¡qué maravilla! Cecilio.
Me recordó a mis madres, el vacío que dejaron y lo triste que se puso la casa con su partida.
Buscaré el poema completo y a su autora, de seguro encontraré más belleza.
Gracias Cecilio.

eva dijo...

Precioso poema,gracias Cecilio, yo también indagaré sobre Carilda Oliver.

Saludos

eva

Related Posts with Thumbnails