domingo, 26 de enero de 2014

Me pierdo a veces...



Me pierdo a veces 
en una imagen fútil 
de qué especie de gente seré 
para quienes me ven, 
cómo es mi voz, 
qué tipo de figura dejo escrita 
en la memoria involuntaria de los demás, 
de qué manera mis gestos, 
mis palabras, 
mi vida aparente, 
se graban en las retinas 
de la interpretación ajena. 
No he conseguido nunca 
verme desde fuera.

 Pessoa 
Angela Barrett

11 comentarios:

SUREANDO dijo...

¿alguien puede decirme como me ve?

eva dijo...

Ahora que lo mencionas, yo tampoco me he visto nunca desde fuera, y en mi caso, estoy segura que no corresponde lo que soy y lo que se ve de mí. Va a ser motivo de reflexión Beatriz.

Un saludo
eva

Vicente dijo...

Me siento con la obligación -creo que todos- de que lo que escribo sea en lo posible lo que soy por dentro. Sin embargo, también existe ese gusanito del cómo me veo y cómo me verán; De cómo me visto y me desnudo delante un público que no me conoce personalmente. A veces me preocupa un poco. Gracias.

Vicente dijo...

Te han llamado Beatriz que no lo sabía. ¿Cómo te veo desde este este rincón o cómo te siento que puedes ser? Te tengo en mi lista de blogs preferidos con algún dejo de unción por esa ventana donde veo a una mujer discreta, tal vez sola, con un alma bella que escoge empatizar a entrar en conflictos, que lee ansiosa de encontrar lo nuevo, lo profundo en eventos o ideas sencillos. Siento que tu cualidad mayor es la sinceridad, aunque fundamentalmente sea el misterio de nuestra persona lo que nos mueve a esta graciosa comunicación que cultivamos.

SUREANDO dijo...

¡Qué bueno Eva, que sirva de reflexión! Es que Pessoa causa eso.
Pensaré como te veo, amiga.

SUREANDO dijo...

Hola Vicente, gracias por tus palabras y por verme así como lo describes.
En realidad nunca somos todo lo sincero, lo bueno o lo bello que nos atribuyen.
Gracias a Dios no estoy sola, pero busco la soledad a menudo, también busco el equilibrio y sí...trato de evitar el conflicto de todas maneras.
Leo, leo y leo y mi afán diario es buscar la belleza en todo y compartirla.
Un abrazo

eva dijo...

Estupendo, Beatriz, piensalo y me lo escribes, me parecerá interesante.

eva.

SUREANDO dijo...

Hola Eva: pues yo te veo como una persona alegre, muy activa, quizás un poco solitaria. Lectora, buscadora de bellezas, de costumbres sencillas, amistosa y muy sincera.
Perseverante, un poquito misteriosa, reservada. Es lo que imagino, nada más, a las personas hay que verles a los ojos, ellos lo dicen todo. No por nada dicen que son las ventanas del alma ¿no?

eva dijo...

Si Beatriz, soy así, algunas cosas mas (lógico) pero esencialmente soy como me has descrito, sobre todo has acertado en lo de "buscadora de bellezas" (me ha gustado esa definición), intento rodearme de cosas bellas(literatura, fotografia, poesia,las cajitas en las que guardamos esos recuerdos,etc) es mi pequeño mundo en el que me encuentro tan a gusto!!!
Ah, y pelin solitaria también, es una necesidad vital.
Excelente, Beatriz.

Abrazo, eva.

Ana dijo...

Cuando leí esta entrada, ya me conoces, corriendo escribí cómo te veía y, justo antes de lanzar la respuesta, pensé ¿Dónde vas, impertinente? Jajaja
Creo que conoces el modo en que te veo. Sensible, culta, silenciosa, emotiva, amante de la soledad, incluso de la melancolía. Todo esto elegido libremente por ti. La lectura es un refugio perfecto, además de ofrecerte la capacidad de vivir mil experiencias. Un mundo en sí. Uno tuyo particular e íntimo.
Interesada, preocupada e informada por cuanto te rodea. Algunas veces podría decirse angustiada, por tu enorme empatía.
Sincera pero exquisita.
No creo que te quieras tanto como quieres a los demás, a tu familia. Ellos son tu Norte. También amas a través de los objetos porque guardan historias y presencias.
Te manifiestas a través de silencios también. Son tu lenguaje y te saben leer.
Algunas veces debes hablar por los codos, y ni tú te lo crees luego jajaja
Y “viajera”. “Tremendamente viajera”.
Un abrazo, Beatriz.
Ana, la impertinente.

SUREANDO dijo...

Gracias Ana, palabras desde ya atesoradas y guardadas en una carpeta especial y en una cajita.
Nada de impertinente, me has causado una gran emoción, es bueno dejarse querer de vez en cuando.
En el tintero has olvidado la timidez, si...soy tímida (a veces) y me gusta el color azul.
Un abrazo
Beatriz

Related Posts with Thumbnails