domingo, 9 de marzo de 2014

Desnatada



Estoy al borde de ser borde,
me lo noto.
El precipicio crece,
estoy cansada.
Estoy al borde de ser borde,
estoy a punto
de nieve
mucha nieve. Estoy helada.

Estoy al borde de ser borde
y duele mucho.
¡Dios mío, hazme mediocre!
Estoy cansada
de apostarme la vida a cada instante,
de ir desnuda y verter en todo, el alma.
Déjame que me quede aquí
en el medio,
envuelta en celofán,
bien razonada.
Dame mesura, Dios,
dame mesura,
mesura chapucera y cotidiana.
Hazme mediocre, Dios
hazme mediocre.
En vez de corazón
una ensaimada.
Y el alma en tetra-brik
para que dure....
Ten compasión
y hazme desnatada.

Belén  Reyes
Zhao Kailin

9 comentarios:

Home Shabby Chic dijo...

Me gusta tanto pasar por tu blog porque siempre me emociona y me hace pensar.
Qué dura y descarnada reflexión...
Hay un momento en que yo también pido ser "desnatada".
Un fuerte abrazo
Mónica

SUREANDO dijo...

Gracias Mónica.
Un abrazo
Beatriz

Ana dijo...

Nada "light" merece la pena.
Son engañabobos solamente. Eso sí, los bobos abundan. ;)

SUREANDO dijo...

"desnatada" para no poner tanto empeño y tanto corazón, Ana.
Especialmente cuando se está al borde, casi al borde...

Ana dijo...

Sí, lo entendí.
Me sale la idiosincrasia -que odio en ocasiones- que ayuda a sobrevivir.

Matvi. dijo...

¿Se puede ser desnatada sin ser desabrida?

SUREANDO dijo...

No lo sé, Matías. Voy a probar.

eva dijo...



Cómo me ha hecho sonreir este poema, cómo me he sentido identificada con todo lo que dice, y si, yo tambien quiero ser "desnatada" muchas veces,pero nunca, nunca, ser mediocre, eso NO. Asumo "el castigo" que lleva consigo no serlo , lo llevo con alegria, con orgullo., desnatada, si, mediocre , no.

eva

SUREANDO dijo...

A mí me ha dado frío...

Related Posts with Thumbnails