martes, 11 de marzo de 2014

No estaba lejos, no era difícil



Ha llegado este tiempo
cuando ya no hace daño la vida que se pierde,
cuando ya la lujuria es tan sólo
una lámpara inútil,
y la envidia se pierde en el olvido.
Es un tiempo de pérdidas prudentes, necesarias,
y no es un tiempo de llegar
sino de irse. El amor, ahora,
por fin coincide con la inteligencia.
No estaba lejos,
no era difícil. Es un tiempo
que no me deja más que el horizonte
como medida de la soledad.
Un tiempo de tristeza protectora.
Joan Margarit 
Rowland Davidson

4 comentarios:

Capitán Smith dijo...

51 3248296Perfecta descripción.

Capitán Smith dijo...

Perdón...ha salido también la dichosa clave

SUREANDO dijo...

ha llegado el tiempo... Capitán.

Ana dijo...

Retomé el cuaderno cuando leí esta entrada. Ahí quedó anotada.
Me temo que con tanta urgencia, se me olvidó agradecerte la entrada

Related Posts with Thumbnails