viernes, 28 de noviembre de 2014

No era...



No era especialmente bella
pero se le caía todo el tiempo
un tirante del vestido.

Jorge M. Molinero
acá

4 comentarios:

eva dijo...

Yo se la he atribuído a nuestro querido Karmelo.

Si, hay belleza en un tirante que "casualmente", se va cayendo poco a poco y deja el hombro al desnudo.

eva

SUREANDO dijo...

yo también Eva, pensé que era de él. Me ha sucedido otras veces que reconozco de inmediato su poesía, pero esta vez...no era.
Un abrazo

Capitán Smith. dijo...

Una tiranta es un arma de seducción de efecto fulminante. besos

Marcelo dijo...

eso seduce más que cualquier exhibición

Related Posts with Thumbnails