lunes, 22 de diciembre de 2014

Dice Dios:



«Era un asunto urgente; 
me pregunté 
para qué servían mis criaturas 
más extrañas: 
el dragón, 
el ángel, 
el unicornio.
Convoqué a aquellos en los que creía,
reales, poderosos, incontestables;
el baobab, el caballo de labor, 
la montaña acodada en el mar.
Celebraron diez conferencias
sin ponerse de acuerdo.
Así que he conservado
al dragón, al ángel y al unicornio;
pero para evitar algunos malentendidos
he creído conveniente volverlos invisibles.»
Alain Bosquet
Corey Ford

4 comentarios:

Rosa dijo...

Ay, Beatriz, qué bonito todo, ¡el poema! y el ¡bolero de los Panchos!

Te echaba de menos. Muchas gracias, por toda la belleza.

Te deseo una muy feliz Navidad, junto a los tuyos, llena de gozo, que el Niño Dios os colme de bendiciones.

Un beso grandísimo y muy cercano, mi querida Beatriz. Eres un regalo.

Voy a escuchar, otra vez, el bolero, ¡me encanta!

SUREANDO dijo...

Muchas gracias Rosa. Ultimamente me ha dado por escuchar boleros y tangos. Es la nostalgia de fin de año, yo creo.

Te deseo las mismas bendiciones y una feliz Navidad.
Un abrazo
Beatriz

Ana dijo...

Estás muy bien peinada. Para las fiestas, ese moño español.
La nueva canción también la noté, a pesar de que me saco el sonido por sistema, por los sobresaltos repentinos Jajaja
Lo que comento es tan "visible" que en esta entrada sobre lo invisible...como que no...

SUREANDO dijo...

jajajaj así es me he peinado de Julio Romero de Torres. La niña me aburrió un poco.

El poema es para leerlo dos veces.¿verdad?

Related Posts with Thumbnails