sábado, 13 de diciembre de 2014

Dormimos



Dormimos espalda contra espalda
respetando cada uno
la tierra de los sueños del otro.
Al despertar nos citamos
en el puesto fronterizo.
Allí aprendemos entre brumas 
que dos exiliados hacen un país.

Ana Pérez Cañamares

Foto: Sam Caplat

5 comentarios:

Ana dijo...

Otra vez domingo, amiga. Buen día para soñar otra realidad. Soñar es, a fin de cuentas, lo que hacen los exiliados.
¿Y un mundo sin fronteras?
Hace un domingo horrible. Lluvia, viento. Estamos en alerta por temporal. Y la Navidad a la vuelta de la esquina...¡Quiero el exilio! Jajaja

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa dijo...

¡Hola, Beatriz!

Los sueños, muchas veces se cumplen, o siempre. A veces, no nos damos cuenta de que se están cumpliendo, aunque no lo percibamos expresamente. Me decían ayer u grupo de amigos que todo lo miro como una oportunidad, y es así, todo es un regalo. En estos días de Adviento lo siento siempre especialmente. En cosas pequeñas, como el regalo de disfrutar de un cielo al amanecer. Ayer, lo disfruté de manera especial, te recordé, con tu poesía.
Me encantan tus regalos, gracias.

Un beso grande, Beatriz. Feliz, muy feliz domingo.

SUREANDO dijo...

Se va el domingo, pero hace tres días que no sé que día es jajajja nietos en casa.

SUREANDO dijo...

Gracias Rosa. Me alegro que veas así la vida.

Related Posts with Thumbnails