martes, 3 de febrero de 2015

Amanecer


amanece
vos estás sin nombre y sin edad y sin ropajes
y dormida y desvestida y trasmutada de besos
y manos que se quedaron a vivir 
en tus alrededores y certezas!
amanece 
yo preparo el café
y las tostadas con mermelada de damasco y tus ojos
abriéndose paso en el mundo:

haciéndole una llave de karate a mi soledad
Peredo
Annick Bouvattier

5 comentarios:

Ana dijo...

Las ocho menos diez y no amanece.
¿Cómo puede Peredo escribir tanto y tan bien? Me quedé tan sorprendida...

Beatriz dijo...

tiene muchas maravillas, me gustaría encontrarlo en un parque, en una plaza, allí donde vaga vendiendo sus libros y comprárselos todos y decirle cuanto nos encanta.

Ana dijo...

Tal vez hablando con él... Me da corte pero cualquier día le pregunto.
Ayer le comenté algún poema y es una persona muy agradable. Contesta agradeciendo.
Esos libros son tesoros.

Beatriz dijo...

Claro que si.Yo le dejé un comentario en una entrada antigua de su blog, pero no debe haberla vista.
Es joven, pienso en mis hijos.

Marcelo dijo...

Y la soledad pierde por KO, claro

Related Posts with Thumbnails