domingo, 8 de febrero de 2015

Impresionista



En una ocasión
mi padre pintó toda la casa
de anaranjado brillante.
Por mucho tiempo habitamos en una casa,
como el mismo decía,
constantemente amaneciendo.


Adelia Prado

5 comentarios:

eva dijo...

Buenos dias y feliz semana!

El cuadro invita, mejor dicho, incita, a meterse dentro y disfrutar ese paisaje. Es , nuevamente, precioso.

eva

Ana dijo...

Qué belleza.
Adoro el amarillo...

Juan Ramón Jiménez - Primavera amarilla

Abril venía, lleno
todo de flores amarillas:
amarillo el arroyo,
amarillo el vallado, la colina,
el cementerio de los niños,
el huerto aquel donde el amor vivía.

El sol unjía de amarillo el mundo,
con sus luces caídas;
¡ay, por los lirios áureos,
el agua de oro, tibia;
las amarillas mariposas
sobre las rosas amarillas!

Guirnaldas amarillas escalaban
los árboles; el día
era una gracia perfumada de oro,
en un dorado despertar de vida.
Entre los huesos de los muertos,
abría Dios sus manos amarillas.

Poemas Májicos y Dolientes (1909)

(Las faltas de ortografía son intencionadas en el caso de Juan Ramón)

Beatriz dijo...

Gracias a Dios por el amarillo.
¡Feliz semana, amigas!

eva dijo...

Yo el naranja y el amarillo, recuerdo los lápices de colores Alpino de la escuela, el amarillo siempre estaba considerablemente más gastado que los demás.

eva

Rosa dijo...

Es la imagen perfecta para este maravilloso poema. ¡Es precioso!

Un beso, querida Beatriz.

Related Posts with Thumbnails