domingo, 26 de abril de 2015

Siempre que nos decimos adiós




El tiempo 

que estuve contigo
puede ser algo
que perfectamente
sólo he soñado despierto.

Igual que el solitario
regresa siempre
a viejas canciones,

cuántas veces he oído esta lluvia
que empieza a caer.

Sí, el verano,
el suave y cálido verano
casi ha muerto
a nuestros pies,

y nos ha dejado su enigma,
como en un sueño.

3 comentarios:

Odel dijo...

Precioso, la fotografia me encanta, con tu permeso me la quedo
Gracias por compartir tan bello poema

Beatriz dijo...

A ti Odel y al poeta.

Abel Santos dijo...

Gracias a vosotras, Odel y Beatriz.
La foto la verdad que es preciosa.
Saludos!

Related Posts with Thumbnails