jueves, 9 de julio de 2015

Buscabas una flor


Buscabas una flor
y hallaste un fruto.

Buscabas una fuente

y hallaste un mar.
Buscabas una mujer
y hallaste un alma.
¡Estás desencantado!

Edith Södergran

5 comentarios:

eva dijo...


Precioso!!!

eva

Ana dijo...


¡Sobrepasado!
Hay quien necesita cierta dosis de mediocridad, de medianía, vulgaridad incluso.
;)
¿Hemos leído antes a Edith Södergran? No me gusta esa idea que surge en algunas personas despechadas: "Soy mucho más de lo que esperaba, de lo que jamás soñó..."
No, no me hizo nunca especial gracia. Ni estando en lo cierto, siquiera.





Rosa dijo...

El anterior me dejó sin palabras. Lo leí y no dije nada, ay...
Y este ... Edith Södergran, miraré. Tú tienes algo mágico, sí, sí ...

¡Un beso!

Beatriz dijo...

Gracias amigas, pero, Ana.....no entendí si te gustó o no. Si estás de acuerdo o no?

Ana dijo...

Es que a mí hay que leerme suponiendo por dónde voy Jajajajajajaja
Un ejercicio muy difícil :-)
Ahora en serio: me encantó, Beatriz. Supe que de haberla leído antes, la recordaría.
¡Un abrazo, amiga!

Related Posts with Thumbnails