martes, 13 de marzo de 2018

Tampoco una elegía



He vuelto a ver tu mesa, tu silla, tus papeles. 
He vuelto a ver el plato de loza en que comías. 
He tocado despacio tus libros favoritos
 y he cogido tu pluma,
 y he dormido en tu cama, de tu lado,
 poniéndome tu ropa, 
usando tu cepillo. 
Pero no importa,                           
irremediablemente, 
voy a perder tu olor, que tanto quise. 
Voy a perder tu voz y tu recuerdo
 y voy a maldecirme muchas veces 
por no haberme fijado en tantas cosas
 y por no haber estado más atento  pensando, 
como todos, que era eterno cuanto yo amaba.               

 Sergio Alvárez

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Un recuerdo de algo inolvidable del aroma cuando amabas este momento

Rosa dijo...

Maravilloso.
Todos los poemas que eliges, lo son.

Feliz Día de la Poesía, mi querida Beatriz.

Gracias y un beso enorme.

Related Posts with Thumbnails