martes, 11 de septiembre de 2018

Me acerco a este libro...



Me acerco a este libro como a un animal quieto
y taciturno.
Acaricio su piel lisa y las páginas
todas juntas con el dedo pulgar
se mueven en abanico.
Lo vuelvo a cerrar y empiezo de nuevo:
lo acaricio.
Después hoja por hoja
sobre la esquina superior derecha
apoyo el pulgar en la página,
con el índice sostengo la esquina,
en un movimiento suave doy vuelta la página,
apoyo el dedo medio y después la mano entera.
Entonces la mano izquierda:
el pulgar sobre la hoja a mitad de la página,
el resto de la mano apoyada en la tapa.
La izquierda con el pulgar
en la parte superior
de la página derecha
se prepara
para el próximo movimiento.
Y ahí recién el libro
lenta,
tímidamente,
comienza a hablar.

Eva Murari

4 comentarios:

Maite Lorenzo dijo...

Un extraordinario ritual.
Besossssss

auroraines dijo...

Ayer leí una frase que dice "Los pájaros tienen alas, los humanos libros."
Ahí comenzamos a volar.
Me recordó a una lectura de un cuento de Cortázar, donde detallaba sus pasos al subir una escalera.
O cómo a través de la biblioteca de personas de la historia, los libros que leyeron hablan por las páginas donde se detuvieron, una marca en particular o mismos libros elegidos al rearmar su biblioteca, caso de San Martín.
Hermosa manera de tomar posesión del libro en ese momento que nos disponemos a leerlo.
Un abrazo

eva dijo...

Siempre los acaricio, los huelo, paso las hojas con delicadeza, leo algo al azar , vuelvo a la primera página y comienzo la lectura.

eva

Beatriz dijo...

Encantada de leer sus comentarios cómplices. Abrazos.

Related Posts with Thumbnails