jueves, 11 de octubre de 2018

Anfibiología


 
No son los infinitivos,
sino lo que estos hacen con nosotros.
 
Permanecer o regresar;
salir a flote o sumergirse,
y desde el fondo contener
a duras penas la respiración;
arrastrar o arrastrarse.
 
No es la palabra, sino su huella
oculta bajo el barro de los días.
 
Anfibio amor, extraño animal
de sangre fría y corazón caliente,
capaz de camuflarse entre los verbos.

Alfonso Brezmes

2 comentarios:

Rosa dijo...

Oh, Beatriz, ¡qué poema!
Gracias.
Y la imagen tan acorde como siempre.

Un beso, mi querida Beatriz.
Que pases un feliz día.

Beatriz dijo...

Gracias Rosa. Un beso.

Related Posts with Thumbnails