sábado, 3 de marzo de 2007

La casa

De nuevo hacia esa calle y esa esquina
las veredas del sur empedrado
la puerta con su reja y el gastado aldabón,
el patio y la cocina.
Las plantas, el ladrido y la vecina parra,
el gris del techo acanalado.
Los ecos del ayer recuperado,
pues no todo esta vida lo termina.
Las frases más calladas y sonoras,
los breves días y las largas horas,
las que se fueron, las que se quedaron.
La nostalgia del hombre mientras pasa
y la voz de los rostros de la casa
siguen conmigo, nunca me dejaron.

(José Santomingo)


foto: Matías Vieira

5 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Hermoso poema, no conocía al autor, gracias por presentarmelo.
He visto tu casa con cada imagen, cada historia y me invade la nostalgia y me gusta esta sensación de recordar los más temblorosos recuerdos.

Agradecida por tu visita.

Es un placer conocerte.

Te abrazo

dianaustral dijo...

Hola,

Estoy visitando tu espacio y sinceramente me parece muy interesante.
Creo que el rescate de la memoria casi siempre parte desde nuestros orígenes y puedo ver que estas iniciando tu propa búsqueda desde allí.

Muchos saludos

Diana

María Inés dijo...

Increíble y nostalgioso poema a nuestras raíces, me reconforta, me hace bien.
Un beso amigo

Muxica dijo...

Precioso poema.
Un biquiño gallego
(Un beso gallego)

María Inés dijo...

me quedo con:
"siguen conmigo, nunca me dejaron"
Sabor dulce en la boca...

Related Posts with Thumbnails