domingo, 18 de noviembre de 2007

En mañanas como ésta


solo soy un fantasma,
aquí y en cualquier ciudad del mundo,
un alma que transita
sin rumbo y desconocida,
apenas el vapor de un alma…
cruzo avenidas,
avenidas infinitas,
sin dar con mi reflejo en las vitrinas.
En mañanas como ésta,
me levanto en cualquier ciudad del mundo
me levanto en Bruselas, Barcelona, en Buenos Aires
donde ahora no soy nadie
y donde alguna vez fui un sol,
una explosión, un relámpago.
Camino entre gente que me parecen fantasmas
y yo misma soy un fantasma para ellos,
no llega el aire a mis pulmones…
en mañanas como ésta.


Marcela Muñoz M.

foto: Brassai

5 comentarios:

femmeicthys dijo...

ese saborcito de nostalgia, la imagen que mas parece un rio que una calle.
Es verdad, todos tenemos algo de inmaterial ciertos días, no podria decir que es del todo malo.
saludos de mexico.

mahiakeff dijo...

Que lindo...
Saludos

M.

Mari Carmen dijo...

Siempre he pensado que somos fantasmas, miles de fantasmas, cruzando la ciudad. No miramos, pero no nos vemos. Nos cruzamos, pero desaparecemos sin dejar estelas. Tan sólo, alguna vez, alguien repara en nosotros, o nosotros en ellos, y entonces se hace la luz y nacemos.

Un beso, Beatriz, una entrada preciosa la que has dejado.

El CaPiTan dijo...

que buena...
saludos...

C.A.

http://www.capitanayer.blogspot.com

Néstor Morris dijo...

Una hermosa poesía sin dudas, donde la evocación y la reflexión caminan de la mano.

Un cordial saludo.

Related Posts with Thumbnails