sábado, 3 de noviembre de 2007

Seda



A su mujer, Hélène, le trajo de regalo una túnica de seda que ella, por pudor, nunca se puso. Si se sostenía entre los dedos, era como coger la nada.



Seda de Alessandro Baricco
Pintura: Zhao Kailin

5 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Bellísimo!!!
La pintura es hermosa. Voy a buscar al pintor, no lo conocía.
Elegiste bien.
Y tantas frases para compartir de ese libro tan intenso.
Gracias preciosa.
Abrazos soleados.

Anaís dijo...

Decirte que Seda es una de las novelas que más me conmovió en los últimos tiempos. Intensa, mágica, sencilla y dolorosa. Baricco en estado de gracia. Ese libro tiene frases memorables.

Gracias por acercarte a mi web y dejar tu comentario.

Un abrazo de sol de otoño, desde Madrid.

Mari Carmen dijo...

Seda es un libro precioso. Lo leí de un tirón y me encantó.
El cuadro, fantástico.

Un beso

Mari Carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mari Carmen dijo...

Preciosa casa la tuya, Beatriz. Como te digo en respuesta a tu mensaje, tu también puedes ver esa playa en la que aprendí a caminar. Está en Vida y Sendero, el otro blog, en la entrada del 20 de mayo. Si agradas la foto, verás la ermita a la izquierda y frente a la torre, un cuadradito blanco, en un cruce de caminos, que es la casa.

Un beso

Related Posts with Thumbnails