domingo, 6 de abril de 2008

Felicidad


"...Como todas las personas que viven mimadas por los dioses sin ninguna razón, también sentía una especie de angustia en el fondo de tanta felicidad. Todo era demasiado hermoso, demasiado redondo, demasiado perfecto. Uno siempre teme tanta felicidad ordenada...
...Ya sabes, uno siempre quisiera devolver algo a los dioses, una parte de su felicidad. Porque los dioses son, como se sabe, envidiosos, y cuando dan un año de felicidad a un simple mortal, lo apuntan como una deuda, y al final de su vida se la reclaman, con intereses de usurero...."

El último encuentro, Sándor Marai.
Pintura: Peonías, Perugini

6 comentarios:

MNB dijo...

¡Qué pintura más linda!

¡Qué bien elegido el texto!

¡Todo "redondito"!

Felicitaciones.

mahiakeff dijo...

Marai. El Último Encuentro es su libro mas bello en mi opinión. Es bellísimo.
Y sobre los dioses, hay que recordar que Zeus, el Crónida, es el padre tanto de los hombres como de los dioses. Menudo dato.
Saludos

M.

Ulysses dijo...

Que bonita pintura y texto, recién he descubierto a Sandor Marai, y es (fue)un excelente escritor
Saludos amiga.

PS. Aunque suspenda por un tiempo mi blog vendré a visitarte.

Mari Carmen dijo...

Una maravilla de texto y de obra, Beatriz. Precioso...

Un abrazo,

Pamela dijo...

Así es. Los Dioses no perdonan la felicidad.

un beso querida amiga

MNB dijo...

Hola, amiga:

Pasa por mi blog a buscar un regalito.

Besos.

Related Posts with Thumbnails