martes, 24 de febrero de 2009

Estación ferroviaria abandonada


Ayer no más fue el centro de la pequeña aldea,
el caudal de noticias y canciones,
de rostros y canastos,
de adioses
y hasta siempre.
Hoy llora sus tristezas junto a un tren
que es como un barco
naufragando en la niebla.
Sus bodegas no guardan
las cosechas
de antaño:
el anís y la cebolla
el trigo y la castaña,
el invierno y la muerte.
El jefe de estación y los señalizadores
juegan al naipe por una eternidad.
Vieja casa de humos y pitazos,
de encomiendas y penurias,
aquí te
dejo mi equipaje
de amores olvidados
y húmedas congojas.

Marino Muñoz Lagos
Pintura: Clarrie Cox


Para Ana a quien le gustan los trenes antiguos, el humo, las ventanillas que se abrían...

7 comentarios:

Ana dijo...

¡Muchas gracias!
De todo corazón!!

Lo antiguo tiene un sabor pretérito pero escandalosamente vivo.
¡Qué hermoso poema! Si supieras lo que me gustan las estaciones...(Creo que lo sabes).

En estas estaciones olvidadas te asaltan espejismos del ayer entremezclados con el presente yermo que las ve morir.
Es imposible contener estas visiones.
Las vías se prolongan paralelas hacia ninguna parte ya, pero el sol aún las toca al atardecer y su brillo nos recuerda otro tiempo...

Muchísimas gracias por tantos regalos diarios y por este en especial.
Un besazo!!

Marcelo dijo...

Cuando mi bisabuelo asturiano llegó a Argentina, se hizo ferroviario. Mi padre nació en una pequeña localidad bonaerense llamada Arenaza, con una estación muy parecida a la de la foto, que no funciona desde hace años. Cuando la veo me da una tristeza inmensa, es que me acuerdo de pequeño bajando del tren.
Un beso y coincido con Ana: hermoso poema!

auroraines dijo...

En todos los lugares, caminos, estaciones son sinónimo de progreso, no deberían ser olvidadas, si mejoradas.
Cuántos recuerdos, como los de Marcelo y las sensaciones de Ana...
El gremio de los ferroviarios fué uno de los primeros más fuertes de Argentina, en la defensa de los derechos del trabajador.
Me gustó la entrada, que vuelvan los trenes y no haya más pueblos fantasmas.
Saludos

Only dijo...

Eres inagotable...pero qué placer para nosotros..!

Un abrazo, Beatriz

SUREANDO dijo...

Gracias Ana,Inés, Only y Marcelo.
Sus comentarios enriquecen siempre mis entradas.
Son el complemento perfecto.
No dejen de pasar por acá.
Beatriz

Marcelo dijo...

Y vos no dejes de pasar por mi casa, especialmente hoy.

Hugo Mario Piñero Grande dijo...

Exelente poesia ferroviaria, me tome el atrevimiento de ponerla en mi blog "EL FERROVIARIO".
Me gustaria que lo visites.
Hugo Mario Piñero Grande .
del CLUB DEL TREN ROSARIO.
ARGENTINA.
www.ferrocarrilestrenesyestacione.blogspot.com

Related Posts with Thumbnails