lunes, 23 de febrero de 2009

Despedida

Entre mi amor y yo
han de levantarse
trescientas noches
como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.


Borges
Pintura: sealed with a kiss. R. Leech

4 comentarios:

Ulysses dijo...

No me des estos sustos, cuando leí el titulo pensé que era una despedida del blog.
Pero una despedida como la que muestra el cuadro, es tan romántica, que el mar va ser una magia, que los una mas.

Perfecto enlace entre cuadro y poema

Saludos

Adrianina dijo...

Que relación amor-odio tenía Borges y el amor, aunque suene contradictorio. La pintura bellísima.

Sabés que yo también me asusté querida Beatriz.:-)

Un beso grande, muy linda entrada.

auroraines dijo...

Me ponen triste las despedidas, se me hace un nudo en la garganta.
Encontré esto:

Nunca digo adiós a nadie. Nunca dejo que las personas más cercanas a mí se vayan. Me las llevo conmigo adonde vaya.

Un abrazo grande

Ana dijo...

Algunas veces es mejor despedirse a tiempo.
Fui a buscar el poema porque no lo conocía.
Gracias por mostrarlo Beatriz.

Me gustan los trenes antiguos. El humo, las ventanillas que se abrían...pero este tren rojo como los zapatos de ella...Me encanta.

Un saludo a todos.
Un abrazo Beatriz

Related Posts with Thumbnails