lunes, 16 de febrero de 2009

La vida primera

Hoy es día de lluvia
Y estás aquí: juntos miramos
la soledad de un mundo
que nos pertenece.
Todo está lejos cuando llueve.
Junto a mi corazón
se agrupan palabras como guijarros húmedos
y quisiera estar otra vez dentro de ti
para sentir tus pulsos,
el golpe de tu sangre,
tu sorpresivo despertar.
Madre: ahora miro el cielo
y le hallo los surcos de tus manos.

Marino Muñoz Lagos
Mamá

3 comentarios:

Ana dijo...

Es imposible encontrar en otra persona tanta verdad.
Algunos valores viven con nuestras familias, en la identidad que una madre nos transmitió y que son los principios y fundamentos de nuestra vida.
El poema de hoy hierve en las arterias.
Tu madre muy guapa y su rostro todo bondad.
Un abrazo muy grande Beatriz.

auroraines dijo...

Ese niñito interior que todos llevamos dentro, muy guardado, cuidado, está surgiendo estos días, de la misma manera debemos llevar a nuestros padres,también ellos fueron niños así.
Un abrazo

ONly dijo...

Creí que te había expresado mi alegría por tu vuelta en tu blog, pero lo hice en el mío, lo siento, me confundí!

Pero es un placer verte de nuevo aquí, poder disfrutarte de nuevo..


Estoy de acuerdo con lo que dice Ana sobre una madre, y sobre la tuya. Con el paso de los años,quizás por no tenerla conmigo, he ido ahondando cada vez un poquito más en el sentimiento que me produce, y....creo que no tiene fin. Hasta ahora no se lo he encontrado.Estoy convencida de que nunca lo haré.

Deseo de corazón que este tiempo en el que no te hemos visto haya sido bueno para tí.

Un abrazo fuerte y un beso de bienvenida,
ahora sí,
en tu blog!

Related Posts with Thumbnails