jueves, 19 de febrero de 2009

Rumor final


Y cuando cierres los ojos y sientas
el sordo rumor del mundo que sigue
por la débil memoria de los otros
la raíz del estruendo en las entrañas,
y pasee por ellas la luz que ya no sientes
alguien te nombrará en los labios:
Tú fuiste la deshabitada sangre.


José Carlos Cataño en el blog de Antón
Pintura: Gentle. Jeff Cornell

3 comentarios:

Ana dijo...

No todos seremos recordados de igual modo. Algunos sólo pasaremos un leve instante en la memoria de otros.
Sería hermoso saber qué labios nos nombrarían, aunque sin ningún sentido ya.
Iré al blog de Antón.

La obra tan marmólea y etérea que ni adrede hubiera sido mejor pensada para este día.

Inés dijo...

Qué siempre tengamos ese alguien que nos nombre en los labios, es la señal patente que alguien nos quiere y querrá más allá de todo.

Marcelo dijo...

Siguiendo con Bomarzo, al protagonista le llamaba la atención que su padre y sus hermanos, valerosos guerreros de la familia Orsini, hubieran quedado en el total olvido generaciones después, siendo él, el débil, la verguenza de la familia, el que perduró en la historia...
Seguramente si sólo pensamos que en el momento final nos nombre el ser amado, o nuestros hijos, tendremos la eternidad de nuestro lado.
Un saludo!

Related Posts with Thumbnails