jueves, 10 de septiembre de 2009

Cézanne 1839-1906

Deshace julio en vapor
los cristales
de las ventanas
del agua y del aire.
En el blanco azul tornasol del mantel
los frutos toman posturas eternas
para el ojo y para el pincel.
Junto a las naranjas de abiertos poros
las manzanas se pintan demasiado,
y a los duraznos, por su piel de quince años,
dan deseos de acariciarlos.
Los perones rodaron
su mármol transparente
lejos de las peras pecosas
y de las nueces arrugadas.
¡Calor! Sin embargo,
da pena
beberse la "naturaleza muerta"
que han dejado dentro del vaso.

Xavier Villaurrutia

3 comentarios:

MNB dijo...

Es tan lindo todo aquí que ya no tengo palabras. Las he dicho todas.

Un abrazo.

Tanhäuser dijo...

Pues no nos la bebamos. Simplemente, contemplémosla.
Besos

carmensabes dijo...

Precioso!!
A menudo algo es tan hermoso que da pena usarlo...

Cézanne y sus naturalezas muertas tan vivas!!

Un beso

Related Posts with Thumbnails