jueves, 21 de enero de 2010

Olvidar los tulipanes


Hoy, en la terraza, señala con su bastón y pregunta:
"¿Cómo llamas a esas flores?".
De vacaciones, en Dublin, en los años sesenta
compró los cinco bulbos originales por una libra.
Los plantó y los fertilizó
durante treinta y
cinco años.
Los hizo crecer, los dividió,
los almacenó en el galpón sobre alambre tejidos
listos para plantar en hilera,
corolas rojo y amarillo intenso:
tesoro transportado en galeones
desde Turquía a Amsterdam, tres siglos antes.
Ahora en abril se balancean
con un viento
de Donegal,
encima de las delgadas hojas
de los
adormecidos crisantemos.
Un hombre que cavó surcos derechos
y que recogió
negras plantas de grosellas,
que enseñó a hileras de niños
las partes de la oración,
tiempos y declinaciones
debajo de un mapamundi de tela cuarteada;
al que le encantaba enseñar la historia
de Marco Polo y de sus tíos que, desaliñados,
volvían a casa al cabo de diez años de viaje,
tajeando entonces el forro de sus abrigos
para dejar caer los rubíes traídos de Cathay;
ahora, perdiendo primero los sustantivos,
está de pie junto a su cantero de flores y pregunta:
"¿Cómo llamas a esas flores?".

Moya Cannon
Pintura: Jan Lipes. Tulip lights

6 comentarios:

SUREANDO dijo...

Uno de mis grandes miedos en esta vida que me queda es llegar algún día a preguntar:
"¿cómo llamas a esas flores?"

No reconocer a mis seres queridos, perder mis recuerdos...

Olvidar los tulipanes...

Ulysses dijo...

stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus.

What's in a name? that which we call a rose
By any other name would smell as sweet

Esa es lo que originalmente iba poner de comentario, pero después de leer tu reflexión, una de las cosas que creo que siempre vas a mantener tu memoria en buen estado, por que leer poemas, memorizarlos mantiene en buen estado la mente.

Al menos ese es mi deseo, que no olvides nunca los tulipanes, ni su olor, ni a tus seres queridos.

A mi inolvidable amiga

Común dijo...

Hola!!!!!!!

Que Dios no sea tan cruel, como para no hacerme acordar de los tulipanes, hay que tener mucho amor para cultivar tan linda flor, porque es una año de amor y cuidado para que en la primavera nos alegren el alma,……..

Un abrazo de oso.

PIlar dijo...

preciosa imagen: ¿cómo se llaman esas flores?

lo que habrá de ser, será, querida Beatriz¡¡ ¿verdad? ¿quién lo sabe?
sí que es un gran temor perder nuestros recuerdos, y ser consciente de que te faltan...lo peor que nos puede suceder... aunque supongo que se pierde también esa consciencia, así que... más sufrirán en ese caso los demás.
un abrazo

Ana dijo...

Una entrada conmovedora. Triste pero hermosa.
Todo el amor de los que sí saben quien fue y saben además el nombre de cuanto le gustaba. Eso es lo que queda.

SUREANDO dijo...

Gracias amigos por apreciar esta entrada y en especial a ti Ulysses por ese bello poema.

A mis inolvidables amigos...

Related Posts with Thumbnails