sábado, 16 de enero de 2010

Revelación


Lo supe de repente:
hay otro.
Y desde entonces
duermo sólo a medias
y ya casi no como.
No es posible vivir
con este rostro
que es el mío verdadero
y que aún no conozco.



Rosario Castellanos
Pintura: Mathew Zoll. The mask

4 comentarios:

Ulysses dijo...

Beatriz:

Un poema muy breve, para reflexionar, que difícil es conocernos a nosotros mismos.
no es nada fácil conocerse profundamente, porque con frecuencia confundimos lo que somos con lo que nos gustaría ser y tenemos una imagen muy distorsionada de nosotros mismos. Los hay que se creen mucho mejor de lo que son y los hay que se creen mucho peor de lo que son. Pascal dijo que sólo hay dos clases de hombres: los justos que se creen pecadores y los pecadores que se creen justos.

un abrazo querida amiga

Elvira dijo...

¡Qué bueno! También es reconfortante saber que hay otr@.

Un beso

PD: Te espero en la última adivinanza :-)

Ana dijo...

Desde ayer estoy buscando...¿Dónde he visto o leído antes esto? Hubiera jurado que fue en tu casa.

Sé que de repente, ante algún hecho que lo desencadena, vemos aparecer dentro de nosotros mismos una nueva faceta e incluso un nuevo yo.
Creo necesaria esta evolución.
Es bellísimo el poema.
Un abrazo.

SUREANDO dijo...

Qué memoria Ana, quizás fue este poema del 23 de septiembre del 2008el que te hizo recordar:
Máscara

"Esta mañana fue difícil
colocarme la máscara.
No lograba encajarla conmigo.
Tal vez llegó el momento
de cambiarla"

Tienes toda la razón Ulysses, yo también tengo una imagen distorsionada de mí misma y trato de arreglar eso, pero es difícil.

Estoy pensando en la adivinanza Elvira.

Ana: tú que eres pintora, te invito a participar.
Abrazos a los tres.

Related Posts with Thumbnails