domingo, 18 de abril de 2010

Bajo el cielo

Bajo el cielo nacido tras la lluvia
escucho un leve deslizarse de remos en el agua,
mientras pienso que la felicidad
no es sino un leve deslizarse de remos en el agua.
O quizás no sea sino la luz de un pequeño barco,
esa luz que aparece y desaparece
en el oscuro oleaje de los años
lentos como una cena tras un entierro.

O la luz de una casa hallada tras la colina
cuando ya creíamos que no quedaba sino andar y andar.

O el espacio del silencio
entre mi voz y la voz de alguien
revelándome el verdadero nombre de las cosas
con sólo nombrarlas: "álamos", "tejados".
La distancia entre el tintero del cencerro
en el cuello de la oveja al amanecer
y el ruido de una puerta cerrándose tras una fiesta.
El espacio entre el grito del ave herida en el pantano,
y las alas plegadas de una mariposa
sobre la cumbre de la loma barrida por el viento.

Eso fue la felicidad:
dibujar en la escarcha figuras sin sentido
sabiendo que no durarían nada,
cortar una rama de pino
para escribir un instante
nuestro nombre en la tierra
húmeda,
atrapar una plumilla de cardo
para detener la huida de toda una estación.

Así era la felicidad:
breve como como el sueño del aromo derribado,
o el baile de la solterona loca frente al espejo roto.

Pero no importa que los días felices sean breves
como el viaje de la estrella desprendida del cielo,
pues siempre podremos reunir sus recuerdos,
así como el niño castigado en el patio
encuentra guijarros para formar brillantes ejércitos.
Pues siempre podremos estar en un día
que no es ayer
ni mañana,
mirando el cielo nacido tras la lluvia
y escuchando a lo lejos
un leve deslizarse de remos en el agua.


Teillier
Pintura: Ton Dubbeldam

8 comentarios:

Ulysses dijo...

Así es la felicidad. Se compone de momentos breves, pero que sería de nuestra vida sin esos instantes que nos llenan de alegría.

Saludos amiga

auroraines dijo...

Uuuuhhhh qué bonito, tengo que leer a este autor Beatriz!
Lo conozco a través tuyo.
Yo también remé así, en todo el sentido de la palabra, en el agua y en la vida :)
Un beso

Ana dijo...

Me pasa como a Inés, le conozco a través de ti y me encanta.
Sobre la felicidad, Beatriz, no sé...ya no podemos decir, como antes, que es domingo para inculparlo de todo.
Lo peor que tiene la felicidad es perderla tras haberla sentido tan propia.
Lo mejor que vuelve.
Lo más desconcertante es que jamás sabremos en qué momento viene y se va.
Creo que he estado oyendo muchos fados...

ana maría parente dijo...

Pienso que no hay felicidad ,hay distintas clases de felicidades segùn las épocas de la vida .
Hay que saber disfrutarlas en su sencilla dimensión ,caso contrario la vida es añoranza sin límite.

Pescadora de Perlas dijo...

Aunque hay una canción de María Creuza que dice "Tristeza nao tem fim, felicidade sim.."
Quien va a pensar cuando es feliz que esa felicidad se va a terminar.
Linda pintura, infinita.

Beso grande.

ana maria parente dijo...

Dubbeldam es un extraordinario pintor cuyo estilo recuerda al puntillismo ,pero el ve así en su pintura al reflejo de la luz.

Mariluz Arregui dijo...

Yo también te leo siempre, querida Beatriz, sé que siempre tengo aquí un trocito de felicidad gracias a tí.

Un fuerte abrazo, espero que poco a poco todo se vaya solucionando...

SUREANDO dijo...

Gracias a todos. Como pueden ver los que me leen, Teillier -el poeta de Lautaro- es uno de mis favoritos.
Este poema sobre la felicidad ya lo había publicado hace tiempo en mi blog,pero es que es tan bonito...

Related Posts with Thumbnails