miércoles, 18 de enero de 2012

Discurso del método


De niño ya buscaba las ventanas
para poder huir con la mirada.
Desde entonces, si entro en un lugar,
miro con atención dónde dejo el abrigo
y dónde está la puerta de salida.
Libertad, para mí, quiere decir huida.
Hay muchas puertas en el mundo.
Incluso el sexo, en caso de emergencia,
puede serlo, aunque todas van cerrándose
y, para huir, muy pronto quedarán
tan solo las ventanas de la infancia.
De par en par abiertas para poder saltar.


Joan Margarit
Pintura:Bonnard

5 comentarios:

Escribir es seducir dijo...

PRECIOSO Y ACOMPAÑA PERFECTO LA IMAGEN

SALUDOS

Clarissa Rodriguez dijo...

"No sé cómo puede vivir quien no lleve a flor de alma los recuerdos de su niñez". Esta cita es atribuida a don Miguel de Unamuno (¿?)

Los recuerdos felices de la infancia son, sin duda, aquel lugar dónde siempre podemos volver a sentirnos en completa libertad.

Un abrazo, amiga!

SUREANDO dijo...

Gracias amigas, lo comparto plenamente.

ana maría parente dijo...

Siempre debe haber ventanas asombrosas ,cada vez más asombrosas.
A veces o la mayoría de las veces no conviene HUIR POR LAS VENTANAS NO?
La libertad y el estar adentro debería equilibrarse para ser feliz.
Al verificar la palabra para mandar este mensaje ,parece que este blog me interpreto pués puso la palabra: "dosis"

SUREANDO dijo...

Bien Ana María...dosis, esa e la palabra que sirve para todo.

Related Posts with Thumbnails