sábado, 21 de enero de 2012

La mufa



Vos ves la Cruz del Sur,
respirás el verano con su olor a duraznos,
y caminás de noche
mi pequeño fantasma silencioso
por ese Buenos Aires,
por ese siempre mismo Buenos Aires.
Quizá la más querida

Me diste la intemperie,
la leve sombra de tu mano
pasando por mi cara.
Me diste el frío, la distancia,
el amargo café de medianoche
entre mesas vacías.

Siempre empezó a llover
en la mitad de la película,
la flor que te llevé tenía
una araña esperando entre los pétalos.

Creo que lo sabías
y que favoreciste la desgracia.
Siempre olvidé el paraguas
antes de ir a buscarte,
el restaurante estaba lleno
y voceaban la guerra en las esquinas.

Fui una letra de tango
para tu indiferente melodía.
Una carta de amor
Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo

como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía,

todo eso es tan poco
yo lo quiero de vos porque te quiero.

Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina,

y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de la libertad.

Para Marcelo
Cortázar
Pintura: Hamish Blakely

8 comentarios:

Marcelo dijo...

En aquel entonces era difícil saberlo. Uno va al cine o al teatro y vive su noche sin pensar en los que ya han cumplido la misma ceremonia, eligiendo el lugar y la hora, vistiéndose y telefoneando y fila once o cinco, la sombra y la música, la tierra de nadie y de todos allí donde todos son nadie, el hombre o la mujer en su butaca, acaso una palabra para excusarse por llegar tarde, un comentario a media voz que alguien recoge o ignora, casi siempre el silencio, las miradas vertiéndose en la escena o la pantalla, huyendo de lo contiguo, de lo de este lado. Realmente era difícil saber por encima de la publicidad, de las colas interminables, de los carteles y las críticas, que éramos tantos los que queríamos a Beatriz, y sus hermosas películas de Sureando. O no es cine acaso la música, la imagen y las palabras, todas bellamente enlazadas?
Muchas gracias y tranquila, que no eres Glenda.

Ana dijo...

Da gusto venir y leeros.
Buen fin de semana.

SUREANDO dijo...

Genial Marcelo!!!
Pero sin perfeccionamientos che,mira que si no me retiro como lo hizo Glenda.
Muchas gracias Marcelo, a veces a mí también me parece que estoy en el cine.

SUREANDO dijo...

Ana: mira el regalo que me hace Marcelo y el que me anunciaste tú.
Llegan justo cuando más lo necesitaba, cuando todo se pone gris y la autoestima llega sólo a la suela de los zapatos.
Me habéis alegrado el día.
Gracias amigos!!!!!

ana maría parente dijo...

A mi se me pegò un poco la mufa de este Buenos AIRES cuando recién vine.
Es propio de una ciudad grande en donde todo el mundo vive QUERIENDO DESTACARSE EN ALGO PARA SALIR DEL ANONIMATO.
En provincia parecía lo contrario ,o sea que uno BUSCABA CON PLACER EL ANONIMATO.
Luego uno se equilibra y la mufa se retira.

SUREANDO dijo...

¿puede alguien explicar el verdadero significado de la palabra mufa?
Ese que se usa en Baires, no el del diccionario.

ana maría parente dijo...

Es ese color gris que tiñe al ciudadano cualquiera de la gran ciudad ,que casualmente por ese color hìbrido ,no es digno de cambiar su suerte por el peso tremendo que ese mismo color implica.

SUREANDO dijo...

Esa es explicación, muchas gracias Ana María, ahora me queda más claro todo.

Related Posts with Thumbnails