miércoles, 7 de marzo de 2012

Poética


Escribir un poema: marcar la piel del agua.
Suavemente, los signos
se deforman, se agrandan,
expresan lo que quieren
la brisa, el sol, las nubes,
se distienden, se tensan, hasta
que el hombre que los mira –
–adormecido el viento,
la luz alta–
o ve su propio rostro
o –transparencia pura, hondo
fracaso– no ve nada.

Angel González

3 comentarios:

Ana dijo...

"Los signos se le deformaron , se agrandaron,expresaron lo que querían, y adormecido el viento, la luz alta, vi su rostro"

Buen día este miércoles para que sea bueno.
Un abrazo, amiga.

SUREANDO dijo...

El otoño ya se siente en las mañanas...y por allá ¿se siente ya la primavera?

Ana dijo...

Todos los campos están en flor, no hay quien la pare...

Related Posts with Thumbnails