lunes, 12 de marzo de 2012

Una fresa


La misteriosa sensación secreta
de sentir una fresa en la boca
nunca se podrá comprar con dinero.
No se conoce la razón
pero una fresa puede hacer que el alma
se ponga al rojo vivo, hasta el fondo.

Esta fresa, me la dieron esta mañana,
me hace tan feliz
que oí al espacio celeste decir

la cosa más deliciosa que haya saboreado.

Jens August Schade
Pintura:Karla Smith

10 comentarios:

Anónimo dijo...

... volviendo al Domingo ... me apenan mucho los dolores que algunos padecen ... personalmente, en medio de una actividad febril o "haciendo fiaca" ... sola o en la multitud, cada día trae su maravilla ... y... sin relojes, sin planes, sin rutinas, los mágicos Domingos me instalan por un rato en la eternidad
un abrazo desde Buenos Aires
Lía Miersch
ps: ... que es imposible encontrar un amor en Domingo ???... por Dios !!!

Anónimo dijo...

ps2: no hay manjar como un mango bien maduro
Lía

Clarissa Rodriguez dijo...

Comparto absolutamente esa "misteriosa sensación secreta" con tan solo ver una fresa o una frutilla!

Excelente manera de comenzar la semana. Dejando atrás, especialmente, la tarde del domingo.

Un abrazo, amiga

SUREANDO dijo...

Ya pasó el domingo.
No necesariamente, uno vive lo que dice el poema.
Sé, que ese poema de ayer, es muy sombrío.
Por eso hoy que salió el sol y que parece que el verano no quiere irse aún, subo este poema luminoso.

Lía: Por el sur no llega el sabor del mango

Feliz semana Clarissa y Lía.

Anónimo dijo...

Curioso lo que sucede con las palabras, con los lugares, las estaciones y el momento tecnológico. Usted en un verano casi en fuga, aqui atisbando un poquito la primavera. El sur suyo que aquí debiéramos traducir por norte.....pero sin embargo, podemos vestirnos con sus mismas sensaciones con un pelin de imaginación. Me encanta la variedad de temas y cada día más la tertulia. Saludos desde aquí.

Capitán Smith.

carmensabes dijo...

Qué dulce sensación, tan agradable como tu espacio querida Beatriz.

Ana dijo...

Cuánto rojo contiene una simple fresa...serían hermosas incluso si sólo fueran ornamentales. Y luego está su sabor...

SUREANDO dijo...

Gracias Capitán. Saludos y es una alegría saber que se comparten las sensaciones a pesar de la distancia y las diferencias. Bienvenido siempre a la tertulia.

Gracias Carmen, mira quien lo dice, tú que tienes un espacio de arte maravilloso.

Ana: Hilario me ha comentado sobre un poema de don Ramón de Campoamor
sobre las fresas...¡genial! ¿lo conoces?

eva dijo...

I
Porque lleno de amor te mandé un día
una rosa entre fresas. Juana mía,
tu boca, con que a todos embelesas,
besó la rosa sin comer las fresas.

II
Al mes de tu pasión, una mañana
te envié otra rosa entre las fresas, Juana;
mas tu boca, con ansia, y no amorosa,
comió las fresas sin besar la rosa.

Beatriz, creo que es este el poema de las fresas, muy descriptivo.

Abrazo.

SUREANDO dijo...

Es el mismo Eva. Me ha encantado.
Gracias.

Related Posts with Thumbnails