martes, 21 de agosto de 2012

Como un jazmín...


Como un jazmín liviano
que cae sosteniéndose en el aire
que cae cae cae
cae.
Y qué va a hacer.

Idea Vilariño

5 comentarios:

Clarissa Rodriguez dijo...

Un poema extraordinario. Completo en si mismo. Dicen que es el que mejor retrata a la propia Idea Vilariño

(lo leí en "Lo más implacable de la noche" y también en la columna de Francisco Mouat. Me parece que Mouat tiene una confusión de fechas)

Un abrazo, querida amiga.

SUREANDO dijo...

Yo lo conocía, pero lo rescaté de la columna de Mouat.
¡Qué sensibilidad tiene Francisco Moaut! es un admirador de Wislawa y coincidimos en nuestros gustos literarios, Teillier entre ellos.

Un abrazo querida amiga.

Capitán Smith dijo...

Tengo un jazmín plantado en el patio. Todo es una evocación en si mismo, su flor, el aroma, el recuerdo la emoción, una mujer, un tiempo, un sueño...........

ana maría parente dijo...

En la casa vecina a la mía -o sea en la segunda casa en que viví en PARANA o sea la casa de mi adolescencia -había todo un techo de jazmines.
Una parte respondía al lechoso que caía perfumando mi patio y la otra al jazmín llamado sucio que se marchita en la planta.
Llegada la época de floración parecía el patio de al lado de casa una novia en su traje de bodas.

SUREANDO dijo...

Me encanta el jazmín, su aroma, su caída, su blancura.

Related Posts with Thumbnails