lunes, 20 de agosto de 2012

La casa


Me adentraba por ella
-ante mí en la cubierta del libro-,
en su planta cuadrada
y un silencio en sus muebles
que adivino o invento:
podría pintarla como cuando era niña
y abrir con una cuchilla sus ventanas,
porque ella era mi mundo
inserto en otro mundo de intimidad discreta
que yo invadía y daba a los demás.
Lo que en ella pasaba
-un perro, una bombilla-
me resultó feliz.

María Victoria Atencia
Pintura: B. Smith

2 comentarios:

ana maría parente dijo...

Aparte de nuestro hogar ,cuantos otros recintos nos hizo visitar la buena literatura que nos inducían a leer nuestros padres o bajábamos de su biblioteca.
A veces esos recintos habitados por otras gentes aparecían retratados por pintores didactas que inducían con su pincel realidades increíbles.
Otras veces la literatura retrataba rostros ,recintos ,sentimientos ,todo un mundo real de fantasía pare nuestra niñez.

SUREANDO dijo...

y nos hace viajar también.

Related Posts with Thumbnails