viernes, 17 de agosto de 2012

Radio de onda corta


A oscuras mi padre sintonizaba la radio:
una pelea de box en japonés,
la crónica de un atentado en italiano
o la caída de un avión en ruso.
Aunque los periódicos al día siguiente
desmintieran sus versiones, él se entendía
con la frecuencia y la estática.
Fiel receptor de hechos incomprendidos
a lo largo del cuadrante, insomne
en las ondas de alguna estación.
Mientras, junto a él, mi madre
soñaba encontrar un interlocutor.


Enzia María Verduchi
Pintura:Frank Santagata


11 comentarios:

SIL dijo...

Pilas de años después, en una misma casa, nos pasa lo mismo.

Soñamos con encontrar un interlocutor,
mientras navegamos cada uno en su plasma...




Un beso.



SIL

SUREANDO dijo...

Así es, hemos empezado el siglo de la incomunicación.

SIL dijo...

Nuestra propia Torre de Babel...

Otro beso.

eva dijo...

La incomunicación, la soledad...

Estoy solo y no hay nadie en el espejo.

Jorge Luis Borges


eva

Ana dijo...

Pues no hay mal que por bien no venga, doler duele un tiempo pero se termina pasando.
Otro poema que recordaré, otra autora a quien conocer.

Un abrazo.

SUREANDO dijo...

Este poema me recuerda a mi padre, ya lo he contado antes...cuando vivíamos en una estancia perdida en la Tierra del Fuego, el único medio de comunicación era la radio, aislados como estábamos en los inviernos, la compañía de la radio de onda corta era la compañía y la unión con el mundo, ni las cartas llegaban a ese recóndito lugar, pero...ellos eran felices, sí señor.

vicente dijo...

Estoy tratando de agilizar mis manos e ir conociendo este nuevo equipo hp mientras mi mujer me regaña por mi tiempo frente al computador. La misma historia se repite millones de veces. Pero no, la tuya, la que has contado tiene una atmósfera -esa de la que habla Neruda- que envuelve y me hace oler la lluvia, la nieve, las noches largas y solas. conectadas por el cordón umbilical de la radio al mundo.

ana maría parente dijo...

Era notable ,la gente jòven no me cree ,los receptores de radio de antes(aún los más pequeños) lograban captar radios en idiomas irreconocibles.Era poderosísima la onda corta y eso era en serio .
Recuerdo un dìa que en nuestra pequeña radio PHILLIP logramos escuchar un locutor hablando en ruso.
Contaba mi madre ,que antes de mi nacimiento ,lograron escuchar el discurso del rey de Inglaterra( o sea el de la película) durante la guerra .En una radio mediana que funcionaba a WINDCHARGUER o sea a molinete generador de viento que cargaba la batería y en el medio del campo.

ana maría parente dijo...

Era notable ,la gente jòven no me cree ,los receptores de radio de antes(aún los más pequeños) lograban captar radios en idiomas irreconocibles.Era poderosísima la onda corta y eso era en serio .
Recuerdo un dìa que en nuestra pequeña radio PHILLIP logramos escuchar un locutor hablando en ruso.
Contaba mi madre ,que antes de mi nacimiento ,lograron escuchar el discurso del rey de Inglaterra( o sea el de la película) durante la guerra .En una radio mediana que funcionaba a WINDCHARGUER o sea a molinete generador de viento que cargaba la batería y en el medio del campo.

ana maría parente dijo...

En nuestro caso ,mi esposo se queja que la ensimismada en INTERNET soy yo.
Ahora tengo otro ensimismamiento:dibujar caballos en carrera.

SUREANDO dijo...

Gracias Vicente por tu visita y comentario. Es lo que quise transmitir.

¡Qué experiencia Ana María! escuchar en directo el discurso del rey.
La gente joven, ya no se asombra por nada del pasado. Yo aún conservo la vieja radio como también la vieja máquina de escribir Remington.

Related Posts with Thumbnails