sábado, 27 de abril de 2013

Escuela de la vida

La mirada
al frente,
la sonrisa
a punto,
y los zapatos
limpios.

No lo olvides:

ni una sola pista
a los enemigos.

Karmelo Iribarren
Pintura: Hefferan

3 comentarios:

Ana dijo...

Ni una sola..."never again"
Buen domingo, Beatriz!!!

SUREANDO dijo...

Sin dar pistas, siempre digna.

¿Domingo de primavera por allá?

Todo dorado por acá abajo.

¡Feliz domingo, Ana!

Francisco Méndez S. dijo...

El final del poema me hizo sonreir. Los enemigos no deben conocer ninguna pista

Related Posts with Thumbnails