viernes, 21 de junio de 2013

Las ciudades


Me gustan las ciudades, sus plazas,
sus calles, sus esquinas,
sentarme en la terraza de un bar
con un café delante
y dejar que pase el tiempo,
sin hacer nada, sin prisa,
observando esto y aquello,
y luego ir a alguna librería y revolver
un poco en los estantes,
y si hay río cruzar el puente
y repetir la misma operación al otro lado.
Me gusta estar solo entre la gente,
no ser nadie, no tener que ir a ningún sitio
pero poder ir a todos.
Me gusta la primera vez que me asomo
al espejo del baño del hotel,
ese momento de suspense,
recién llegado, cuando
no sabes si va a aparecer tu rostro
o el del último huésped, atrapado aún
en la memoria del azogue.
Me gustan los parques y los ríos
urbanos, 
pasear por ellos, a su lado,
especialmente en otoño.
Me gustan las ciudades, sí: andar.
mirar, vivir, enamorarme
de esa mujer del vestido rojo…

Karmelo Iribarren
Pintura: Annick Bouvier

3 comentarios:

Marcelo dijo...

me gusta todo eso y también pensar en encontrarme otra cara en el espejo del hotel, o a cierta mujer con cierto vestido.

SUREANDO dijo...

Yo me quedo sólo con la librería, el café, el puente y el río....paso con el espejo, nada de suspense para mí.jajaja

Marcelo dijo...

una cosa no quita la otra! bienvenidos el río, el café, la librería también! Inclusive el anonimato de la ciudad

Related Posts with Thumbnails