miércoles, 12 de junio de 2013

Sequía poética



Las palabras no se adhieren al papel,
vuelan dispersas, se distraen en el aire.
Andan como locas de atar,
como mujerzuelas
en la época de los conventos.
Padecen demencia.
Reniegan.
Hasta que un buen día
se paran en seco.


Anahí  Lazzaroni

3 comentarios:

Marcelo dijo...

que es una falacia lo demuestra este texto, no?

SUREANDO dijo...

Lo demuestra.

ana maría parente dijo...

Se pararon en seco porque de golpe el espíritu creador las obligó.

Related Posts with Thumbnails